Docencia a la francesa

Santiago Alonso 


Al espectador le costará recordar cuál es el último estreno español donde tuviera relevancia un aula o un colegio, pero seguramente no tendrá problemas en citar al momento unas cuantas películas francesas recientes de temática pedagógica. Sin ir más lejos, en medio mes nos han llegado tres, que además abarcan desde el primer ciclo educativo (Primaria de Hélène Angel), hasta la universidad (Una razón brillante, dirigida por Yvan Attal), pasando por la secundaría, como hace El buen maestro, puesta de largo del cortometrajista Olivier Ayache-Vidal y nueva muestra de la tradicional (y muy envidiable) preocupación por la educación que caracteriza a la cinematografía gala. Si se siguen filmando allí historias sobre profesores, alumnos y centros será porque existe gente que ve necesario hablar de algo que conforma la base de la construcción social, además de haber una platea interesada en esa realidad y sus aspectos problemáticos.

Ahora bien, cuando se sigue una senda tan transitada, existe el riesgo de llegar al mismo mensaje manido u ofrecer un análisis poco relevante. Aun ateniéndose al esquema del microcosmos animado por las relaciones entre profesor voluntarioso y alumnado conflictivo, del escenario definido por la desigualdad socioeconómica y el déficit de integración, pueden hacerse filmes que destaquen, como sucedió recientemente con la interesantísima La profesora de historia, un trabajo planteado como escenificación de un proceso pedagógico concreto y de bastante enjundia. No puede decirse que Ayache-Vidal no haya buscado elementos distintivos con la intención de evitar algo mil veces visto. Para su historia de profe adusto, a quien trasladan de un instituto de postín a otro del París menos afortunado, busca un tono sencillo, que combina sin estridencia la comedia y el drama, obtiene la pretendida sensación de veracidad y sabe criticar un par de aspectos del sistema educativo. Y después, cuenta con Denis Podalydés, un interprete de los que salvan y elevan cualquier película. Lo que sucede es que dicha intención no ha sido suficiente del todo, porque el director también se ha encontrado demasiado a gusto mostrando obviedad tras obviedad. El buen maestro entona bien el canto por la educación pública, pero, debido a su conformismo narrativo, no hace nada por camuflar un buen puñado de tópicos.



 

EL BUEN MAESTRO

Dirección: Olivier Ayache-Vidal

Intérpretes: Denis Podalydès, Pauline Huruguen, Abdoulaye Diallo, Léa Drucker

Género: drama. Francia, 2017

Duración: 106 minutos

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s