Educación contra el miedo

Mar Nolasco


Esta joya del cine europeo escrita y dirigida por Hélène Angel es un retrato particularmente realista de la escuela francesa y revela una viva admiración por la figura del educador. Angel, cuyo primer largometraje Peau d’homme coeur de bête (1999) le valió el Leopardo de Oro del Festival de Lorcano, captura la vida cotidiana de una profesora con una dedicación plena hacia su trabajo que duplica sus esfuerzos al conocer el caso de Sacha, un alumno desatendido por una madre ausente. Asimismo, pone de manifiesto los límites contra los que choca este personaje frente a unos adultos que se desentienden del futuro del niño. En el equilibrio entre el ideal de la escuela como instrumento de igualdad y progreso, y la incapacidad de proteger a todos los alumnos e incluso la pérdida de fe se construye el triunfo del compromiso y de la entrega.

La protagonista de Primaria es sin duda uno de sus mayores alicientes. Sara Forestier, que consigue una actuación apasionada como esta maestra de primaria, se dio a conocer con su interpretación en La escurridiza, o cómo esquivar el amor (2003), la segunda película de Abdellatif Kechiche (La vida de Adèle). Otro de los atractivos de la cinta radica en la puesta en escena. Angel opta por un naturalismo en el que sorprenden por su intimidad las escenas dentro de las aulas. La espontaneidad de los niños queda de manifiesto especialmente en estos planos en los que la disposición de varias cámaras logra capturar las más discretas interacciones entre ellos.

El cine francés, como tantas otras cinematografías, ha demostrado un profundo interés en abordar el tema de la educación en la infancia y, para nuestro deleite, desde sugerentes enfoques tanto en sus clásicos (La piel dura, Cero en conducta) como en el cine más reciente (Hoy empieza todo, Ser y tener, La clase). El trabajo de Angel aúna y trasciende dos tradiciones en el cine que trata la labor educativa: el maestro como transmisor de valores y el conflicto social en el que se ven envueltos los alumnos. Este canto a la enseñanza es un homenaje a la figura del profesor, pero también a la del alumno. En este punto el personaje de Forestier tiene una dualidad fascinante, ya que comprende a tiempo que ella es, a su vez, una alumna de sus propios estudiantes. En este sentido el aprendizaje más difícil que debe abordar es brindarles una preciada libertad para que cada niño tome sus propias decisiones y tengan la posibilidad de avanzar, incluso sin ella. Este es el verdadero desafío: permitir que sean los  alumnos quienes construyan sus propias historias sin la dependencia de los adultos, ni de la religión, ni de los partidos políticos. Un aprendizaje, en fin, sin miedo.


Puedes ver Primaria en Filmin y otras plataformas digitales



 

PRIMARIA

Dirección: Hélène Angel

Intérpretes: Sara Forestier, Vincent Elbaz, Albert Cousi

Género: drama. Francia, 2016

Duración: 105 minutos

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.