El camino y los puentes


Y por tercera vez aparecen impresas sobre la pantalla, al inicio de la última etapa del camino que recorre el espectador, las mismas palabras de justificación. Uno, el tríptico Las mil y una noches, guiado por Miguel Gomes con la imprescindible ayuda de Sherezade, no se basa en la obra clásica, sino que toma la forma laberíntica y proteica para su desarrollo. Y dos, la nota remarca la condición de acción poética y política de unas películas sujetas a las entrañas de un país, como respuesta ante la austeridad homicida que “se caracteriza por una ausencia total de sentido de la justicia social” y cuyas consecuencias han llevado al empobrecimiento de Portugal y sus habitantes.

Al recordatorio le acompañan los movimientos de una bailarina de la India bajo un cálido sol. El fragmento aparenta una respiro dentro del trayecto tras el pico de intensidad emocional que cerraba la anterior entrega. Por una parte resulta así, pues el episodio contiene la luz, muestra el color y abraza el hedonismo con los cuales a Gomes le hubiera gustado fabular si la balanza de la realidad no hubiera pesado hacia el otro lado, pero el hecho de tener por protagonista a la co-narradora propicia al mismo tiempo el mejor momento para retomar la reflexión,  los dilemas que asaltaban al director al principio de la trilogía. Entre baños, bailes y canciones, la narradora de cuentos recorre en Sherezade (el día 515 de contar historias al Rey) una mítica Bagdad completamente mediterraneizada, mientras teme más que nunca por su vida al notar el cansancio en el rey, que le perdona la vida noche tras noche. Se reúne con su padre el gran visir y desde lo alto de una noria ambos se preguntan por la naturaleza de las historias hasta llegar a una conclusión: nacen del deseo y los temores de las personas, sirven para ayudarnos a sobrevivir porque unen el tiempo de los vivos con el de aquellos que vendrán.

El resto de El embelesado lo ocupa el capítulo que probablemente más descoloque al público, sobre todo al compararlo con los precedentes. El embriagador coro de los pinzones es una documental casi según los modos observacionales de, por ejemplo, un Frederick Wiseman. Se cuenta a los pinzoneros, hombres que habitan a las afueras de Lisboa, en barriadas con viviendas sociales donde antes se extendían núcleos chabolistas.  La mayor parte del tiempo lo emplean en criar y entrenar a pájaros. Todo bajo un único objetivo: las competiciones de canto. Desde los márgenes ya existentes en un país donde los políticos y el poder financiero han incrementado las dimensiones de esos mismos márgenes, los parias de la sociedad ejemplifican una particular y tal vez modélica entereza ante el derrumbe. Así parece querer exponerlo Gomes, aunque no quede claro del todo, a la postre, el contraste con aquellos que sí han salido a las calles.

Un musical y un documental prácticamente tal cual son los añadidos genéricos que completan la trilogía, la audaz apuesta por hacer genuino cine de intervención desde las posturas de genuino cineasta cinéfilo. Con las tres películas Gomes ha logrado introducir la cinefilia – la suya personal, la modelada según sus gustos como espectador – en los compromisos propios del impulso militante a la usanza de los años sesenta y setenta, haciendo a la vez espejo metarreferencial con las maneras de concebir el cine de compromiso en tanto que cine.

Las mil y una noches ha recorrido un camino que empezaba con un director fugitivo y acaba sin acabar. Sin embargo, la obra entera tiende puentes hacia el futuro, tal y como mencionaban Sherezade y el gran visir: los rótulos finales son una dedicatoria de un padre a una hija. Bien habrá valido el esfuerzo si el día de mañana ella puede sacar provecho de algo de lo contado.


image_fixe_02


null

 

LAS MIL Y UNA NOCHES. VOLUMEN 3: EL EMBELESADO

Dirección: Miguel Gomes.

Intérpretes: Crista Alfaiate, Américo Silva, Chico Chapas, Amar Bounachada.

Género: drama. Portugal, 2015

Duración: 125 minutos.

 

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.