Sí, la UE es malísima

Yago Paris


Recientemente, reflexionaba la crítica Desirée de Fez acerca de una serie de dinámicas que observa en el cine actual, y que engloba dentro del concepto «el cine de la claridad». La tendencia consiste en una simplificación del discurso, tanto en la forma como en el fondo, que no deja lugar a la duda, a la reflexión, a la provocación. Uno de los argumentos más profundos del texto es, al mismo tiempo, tan evidente que cae por su propio peso, y sin embargo parece que la mayoría de cineastas del presente lo desconocen. Se trata de la diferencia entre ser claro y ser obvio. A juicio de la periodista, el grueso de la producción cinematográfica de los últimos años no opta por lo primero, sino que peca de lo segundo.

Comportarse como adultos (Adults in the Room) es la nueva obra del veteranísimo director griego Costa-Gavras. El filme narra la grave situación económica que sufrió su país en 2015 tras el segundo rescate financiero, y las posteriores y tortuosas negociaciones que mantuvo el gobierno de Syriza con la Unión Europea. La obra adapta el libro Comportarse como adultos: Mi batalla contra el establishment europeo, escrito por el que fue  ministro de Economía de aquel gobierno, Yanis Varoufakis, que es el protagonista de la ficción que recrea el autor de Z. Gavras jamás ha escondido su inclinación política de izquierdas, lo que en ningún caso le ha impedido ganarse una buena reputación como cineasta. Ser claro, por tanto, no es un problema. Lo que sí es problemático es ser obvio, y en este trabajo el realizador roza el paroxismo.

Cinta de desvergonzado corte populista, la narración se limita a exponer superficialmente los momentos clave del proceso de negociación, pasando lista de los temas recurrentes de un discurso facilón de izquierdas. Sí, sabemos que lo que pasó con Grecia fue una injusticia inhumana. Sí, sabemos que los mandatarios de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional son almas despiadadas y corroídas por el neoliberalismo. Y sí, sabemos que el pueblo es una pobre víctima del sistema, la gallina que solo puede escoger con qué salsa será cocinada. Comportarse como adultos es tan burda y evidente que nadie se sorprendería si le dijeran que se trata del nuevo trabajo de Ken Loach, otro director que en los últimos años se ha decantado con especial fervor por el discurso de la obviedad. Cinematográficamente tan plana como un telefilme, las imágenes de Comportarse como adultos son de una claridad cegadora (y desoladora).


comportarse-como-adultos-critica


comportarse-como-adultos-adults-in-the-room-poster-cartel

 

COMPORTARSE COMO ADULTOS

Dirección: Costa-Gavras.

Reparto: Christos Loulis, Alexandros Bourdoumis, Ulrich Tukur, Josiane Pinson, Valeria Golino, Daan Schuurmans, Christos Stergioglou, Themis Panou

Género: drama. sátira. Francia, 2019.

Duración: 124 minutos.

 


 

4 Comentarios »

  1. Alucino con sus “comentarios” que parecen mas criticar opciones políticas que un análisis de un film. Pues si sr. sabemos que lo que pasó en Grecia debería escandalizarnos aunque solo fuera porque mañana podemos ser nosotros (Y creo que también debería escandalizarnos gente sin duda con poco criterio y experiencia, nos diga si una película es buena o mala porque lo que relata son obviedades com, corte populista, plana…..) Pues fijese que me han entrado ganas de verla….

    Me gusta

  2. Efectivamente, de la lectura de la crítica es imposible hacerse una mediana idea de si la película es buena o mala. Lo único que se deduce es la fobia del supuesto crítico por el cine comprometido. Despachar como lo hace el cine de Ken Loach revela que los contenidos sociales en un film le provocan un bloqueo de la capacidad analítica. Indudablemente una película puede abordar temas relacionados con conflictos de clase o injusticias políticas y ser mala de solemnidad, pero hay que explicarlo y comentar si el discurso está bien llevado, si la narrativa es adecuada al tema, si es sólo pura propaganda sin chicha artística y por qué o si entra a fondo en los problemas. En general las críticas de Paris me parecen muy livianas y postmodernas. Creo que no están a la altura de un medio como InfoLibre.

    Me gusta

  3. Crítica tan superficial como injusta. Se nota la fobia contra el cine social de este Yago Paris. ¿Qué habría dicho de una película como, por ejemplo, “Ladrón de bicicletas”? Muy “post-moderno” y muy falto de empatía. En cuanto a la película en sí, me ha parecido de una excelente factura. Paris procura ser “brilante”, teorizando sobre “el cine de la claridad”, y etiquetas por el estilo, pero no pasa de ser pedante e insensible. En verdad, una crítica indigna de ser publicada por Infolibre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.