Autor disyuntivo, autor copulativo


El formidable regalo que con generosa variedad lleva ofreciendo Corea del Sur durante las últimas tres décadas a la cinematografía mundial guarda en Hong Sangsoo uno de sus placeres más intensos y radicalmente singulares. Cualquier intento por comparar al director de El poder de la provincia de Kangwoon y Mujer en la playa con referentes – un Éric Rohmer asiático a lo Woody Allen – o el establecimiento de la caracterización como autor, del estilo y el significado de su obra en conjunto –  bajo las reglas de la reescritura y una tendencia extrema hacia la economía expresiva -, deja la sensación de que serviría a la vez para acercarnos mucho a la esencia de Sangsoo y alejarnos otro tanto. El coreano reúne en sus películas el Sí y el No; una cosa y la otra; el Puede ser así o el Puede ser diferente; el uso de la copulativa Y, aunque también el uso de la disyuntiva O. Su cine posee un sentido escurridizo que siempre, siempre y siempre (o casi, porque a veces no) refleja además una dualidad inquieta que divide proporcionalmente las estructuras de sus narraciones. Aparte de tal rasgo distintivo, desde luego hay una certeza: es uno que hace lo que le viene en gana: ha construido su parcela creativa, un modus operandi único e intransferible, que le permite una libertad total donde instalarse y proseguir una indagación eterna, totalmente viva, sobre el binomio humano: la mujer y el hombre.

Largometraje diecisiete de su filmografía, Ahora sí, antes no cuenta dos veces, modulando variaciones y matices de conducta, la historia de un director independiente que acude a Suwon con motivo de una retrospectiva sobre su carrera. Llega un día antes y a fin de entretenerse visita el monasterio budista del lugar. Allí conoce a una pintora. Se gustan y la jornada transcurre entre los consabidos paseos por la ciudad, diálogos, restaurantes, cafés y borracheras. Casi carece de sentido pararse a señalar que son personajes y situaciones repetidas con anterioridad, porque a Sangsoo le interesa bien poco cambiar un tipo de personajes que ya conocen quienes han visto sus filmes. Mucho más importante, película a película, es tratar los lugares de rodaje, unos sitios con los cuales parece que Hong Sangsoo se ha topado en su vida cotidiana, y explorar posibilidades junto a los intérpretes, normalmente profesionales bastante destacados que desean ponerse a las órdenes del director. La elección del reparto en este caso se revela felicísima y hacen un fantástico trabajo el actor Jeong Jae-yeong (protagonista de las notables Welcome to Dongmakgol y Wedding Campaign) y la actriz y modelo Kim Min-hee (El redentor). Los dos asumen con valentía las reglas – les ha gustado, pues repiten en la nueva del realizador, aún pendiente de estreno en Corea – moviéndose por las secuencias a las mil maravillas, contribuyendo decisivamente a dotar de entidad al retrato sangsooniano de caracteres masculinos y femeninos en conflicto. Ahora sí, antes no resulta una de las películas mejor rematadas por este autor conjuntivo, y una magnifica puerta de entrada para quienes deseen adentrase en su universo cinematográfico. Muchos gozos, insospechados a priori, les esperan.


null


null

 

AHORA SÍ, ANTES NO

(Ji-geum-eun-mat-go-geu-ddae-neun-teul-li-da)

Dirección: Hong Sangsoo.

Intérpretes: Jeong Jae-yeong, Kim Min-hee, Yoon Yeo-jeong, Gi Ju-bong.

Género: comedia, drama, romántico. Corea del Sur, 2015.

Duración: 121 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s