El duelo insuperable

Yago Paris


Como expresa bel hooks en su libro All about Love: New Vsions, en nuestra sociedad el amor se entiende como manifestación positiva de la dependencia emocional, y, como ya reflexionábamos en este medio a raíz del documental <3 (Pico 3), hay poco de sano en cómo se fomenta culturalmente la vivencia de esta emoción. Sin ir más lejos, la propia hooks afirma que una interacción humana basada en dependencias, posesividades, exigencias, sacrificios, expectativas y miedo a la soledad no debería denominarse amor. Esto no solo aplica a las relaciones de pareja; los vínculos de sangre también cumplen habitualmente dicho patrón emocional. Uno de los ejemplos palmarios que nos ofrece la vida en su día a día es la relación maternofilial, donde la línea que separa la implicación emocional de conductas tóxicas es increíblemente fácil de cruzar. Este es el punto de partida de Desaparecida, un filme que llega a España a través de plataformas de streaming.

La obra de Kim Farrant, escrita por Luke Davies y David Regal, expone la incapacidad de Lizzie (Noomi Rapace) de superar la pérdida de su hija. La dependencia emocional es tan poderosa, que la vida parece carecer de sentido si aquella persona en la que has volcado todo tu ser deja de estar a tu lado. La obsesión y la desesperación, ya palpables en la conducta de la protagonista, se desatan cual tempestad cuando descubre por casualidad a una niña que es idéntica a su pequeña. A partir de este momento se desarrolla una historia de intriga donde la mujer irá perdiendo los papeles en su obsesión por estar con ella, generando la alarma social en sus allegados y en la familia de la propia niña.

Con una narración competente, aunque excesivamente académica, Farrant construye con soltura la tensión creciente y el desentramado del nudo dramático, donde destaca el trabajo de Rapace como madre al borde de un ataque de nervios. El resultado es un filme que, aunque funciona en su apuesta como elegante mezcla de melodrama de clase alta y película de suspense, quizás opta por una vía cinematográficamente menos estimulante de lo que se apunta durante los dos primeros tercios del metraje. Al igual que ocurría con el giro final de La Visita (2015), ¿acaso no hubiera sido mucho más perturbadora esta historia si lo que se da a entender durante toda la trama hubiera sido, en efecto, lo que finalmente ocurre?



 

DESAPARECIDA

Dirección: Kim Farrant.

Reparto: Noomi Rapace, Yvonne Strahovski, Luke Evans, Richard Roxburgh, Finn Little, Rachel Gordon, Tracy Mann.

Género: Thriller, drama. Estados Unidos, 2019.

Duración: 98 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.