Despedida fatal


Sí, por un lado aquí no se engaña a nadie: Una noche fuera de control se presenta como mejunje de todas las películas que deja entrever su cartel, a saber, desde Very bad things hasta La boda de mi mejor amiga, pasando por Resacón en la Vegas. Y eso es lo que es. Como en aquellos títulos, hay una despedida de soltera, una juerga salvaje y un imprevisto demasiado peliagudo. Pero el largometraje tiene más. Por otro lado, según transcurre, y de ahí la sorpresa, asistiremos paulatinamente a la construcción de la comedia con entidad propia que no tenía pinta de ser hasta su primera media hora.

Primer trabajo para el cine de la autora cómica Lucia Aniello junto a dos colaboradores habituales, Ilana Glazer (aquí sólo como actriz) y Paul W. Downs (coguionista y actor), la cinta comparte con Broad City, la serie en la que han coincidido antes los tres, la idea de la amistad como concepto a partir del cual se levantan argumento y comicidades. Lo que en la serie nace de la relación entre una pareja de amigas, aquí se amplía a un grupo de cinco chicas que deben aprender a encajar un pasado común con el presente y el futuro forzosamente diferentes a los años mozos. Si bien este hilo emocional tarda un poco en mostrar su relevancia organizativa, al final cumple con la función de coser, con la suficiente consistencia, la amalgama de disparatados excesos, borderíos y humor negro, un tono de comedia éste último que no muchos narradores saben sostener. La clásica premisa del cadáver que se debe ocultar a toda costa se trata aquí con justeza y efectividad. Y lo mismo podemos constatar en mecanismos cómicos de otro signo. Que se haya sobrepasado la condición de refrito, con sus ingredientes mejor o peor elaborados, deja un buen sabor.

Conviene no dejar de señalar que Una noche fuera de control tampoco es sin más un ejercicio consistente en pasar al femenino arquetipos másculinos. Aniello tiene como objetivo presentar una película sobre amigas que discuten y ríen juntas. Y lo consigue. En ese sentido, dentro de unas coordenadas adultas, resulta un trabajo mucho más satisfactorio (y divertido, la verdad sea dicha) que Cazafantasmas, el intento análogo destinado a un público más joven que nos propuso Paul Feig hace ahora casi un año.



 

UNA NOCHE FUERA DE CONTROL

Dirección: Lucia Aniello.

Intérpretes: Scarlett Johansson, Kate McKinnon, Zoë Kravitz, Jillian Bell.

Género: comedia. EE UU, 2017.

Duración: 101 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s