Paisaje y redención


Desde el desierto de Mojave hasta Canadá, hay un recorrido en paralelo a la costa que recibe el nombre de Sendero del Macizo del Pacífico. Completarlo significa para cualquier excursionista americano de pro colgarse uno de los máximos galones posibles: para alguien novato supone una locura semejante al suicidio hacerse a pie una ruta tal. Sin experiencia ni compañía, la joven Cheryl Strayed se lanzó al reto. Casi 2000 kilómetros durante más de tres meses: vivió para contarlo y publicó años después el libro sobre el que se basa Alma Salvaje.

Apenas un año después del éxito que obtuvo Dallas Buyers Club, el franco-canadiense Jean-Marc Vallé reconfirma su entrada en la industria norteamericana, haciendo equipo con el novelista y guionista Nick Hornby (An education), y la actriz Reese Witherspoon (En la cuerda floja), valedora del proyecto desde los inicios. El nuevo trabajo comparte impulso y sustrato con el título previo. Ambas son narraciones en torno a individuos al borde del abismo que se transforman a lo largo de un doloroso proceso de autodescubrimiento y superación, personas a quienes los encuentros sucesivos con otras personas les va alejando poco a poco del desamparo donde se ven inmersos. Tanto Ron Woodroof, el protagonista de la primera, como Cheryl Strayed están solos. En la mujer, sin embargo, el extravío la conduce a una extraña aventura dentro de la naturaleza que se revelará después decisiva en la tentativa de alcanzar el reparo. Escapar, dejar la civilización y andar, andar.

Camino, gran paisaje norteamericano, redención. Un clase de relato que  invita a las virtudes de la sencillez según transcurre el sendero y van surgiendo los episodios a cada recodo. A la linealidad. La crónica escrita por Strayed fluía así, pero el director y el guionista prefirieron  otros modos. En Alma salvaje optan por enredarlo todo y a su estructura – al componente melodramático principalmente-  le aplican sin descanso una exhaustiva reiteración mediante flashbacks, voces en off y otros subrayados en tropel. Ahoga tanto ruido, tanta urgencia por la punzada efectista. Difícil así que el espectador perciba los procesos y se incorpore también a la travesía. Le asaltará a cada paso la idea de que la premisa necesitaba una película mejor.


FOX_5059.psd


Alma Salvaje_Poster (711x1024)

ALMA SALVAJE

Dirección: Jean-Marc Vallée.

Intérpretes: Reese Whiterspoon, Laura Dern, Gaby Hoffman, Kevin Rankin.

Género: drama. EE UU, 2014.

Duración: 115 minutos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s