Lo que importa es el camino

Santiago Alonso 


En 1878 Robert Louis Stevenson decidió visitar la región francesa de las Cevenas y recorrer en solitario su hermosa cadena montañosa, con el objetivo de recoger material para escribir después sobre la experiencia, aunque la razón última de la aventura no era otra que olvidarse de su amada estadounidense, Fanny Osbourne, quien había vuelto a su país natal. Sabemos que, afortunadamente, los dos se reencontraron en California un par de años después para casarse, y que también, un año antes, el escritor victoriano había publicado Viaje con una burra a las Cevenas, el relato pormenorizado de los cerca de 200 kilómetros que anduvo durante un total de 12 jornadas. Como indica el título, en realidad, Stevenson comparte el protagonismo de su relato como senderista y campista avant la lettre con Modestine, la burra que cargaba con sus bártulos. Este libro de viajes, como no podía ser de otra manera, se desarrolla partiendo de la idea básica de que no importa tanto el destino, sino el camino en sí: «For my part, I travel not to go anywhere, but to go. I travel for travel’s sake. The great affair is to move». Y también cabría esperar que dicha idea se fuera a repetir en una comedia como Vacaciones contigo… y con tu mujer (un título en la versión española muy engañoso y que desvirtúa demasiado el original), que transcurre en la época actual y protagoniza una maestra que, perdiendo un pelín los papeles, decide seguir ciegamente a su amante cuando él se marcha con su familia a hacer una ruta turística basada, etapa por etapa, en la ruta indicada por Stevenson. No falta ni el animal, en este caso un asno caprichoso y remolón llamado Patrick, ni la experiencia transformadora que vive la maestra (Laure Calamy) mientras nos deleitamos con el paisaje de montaña.

Haciendo un paralelismo con la definición filosófica del camino, no importa en absoluto lo evidente y consabido de la premisa, sino cómo se va construyendo secuencia a secuencia el filme. Pero aquí el problema es que la realizadora y guionista Caroline Vignal ha distribuido con poco concierto los hechos de la narración, empleando más de una hora para contar lo menos consistente de la función, básicamente el enredo amoroso y sus consecuencias, mientras que ha reservado las episodios más atractivos del viaje para los últimos veinte minutos. Es una pena que estén tan apelotonados y que, en consecuencia, sepan a poco. No hubiera importado que se alargara lo mejor que tiene Vacaciones contigo… y tu mujer: los momentos entre los dos caminantes solitarios, el ser humano y el animal, en los que el soliloquio de la profesora se transforma casi en un diálogo donde el burro se convierte en un paciente y fiel compañero.



 

VACACIONES CONTIGO… Y CON TU MUJER

Dirección: Caroline Vignal.

Intérpretes: Laure Calamy, Benjamin Lavernhe, Olivia Côte, Denis M’Punga.

Género: comedia. Francia, 2020.

Duración: 95 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .