Patinazo en la Antártida

Yago Paris


Richard Linklater es un cineasta que nunca ha destacado por sus extravagancias formales. El texano plantea su cine desde la claridad expositiva, una perspectiva idónea si lo que se busca es hablar de la cotidianidad y de los pequeños momentos que marcan la existencia de los personajes. Películas como la trilogía Antes del… o Movida del 76 son buenos ejemplos para entender un modelo cinematográfico que se construye con naturalidad y a partir de detalles. Sin embargo, esta transparencia formal corre el peligro de convertirse en intrascendencia si no se maneja con lucidez, si no hay inquietudes que explorar, y parece que a Linklater le ha temblado el pulso en sus últimas producciones. Todos queremos algo, aunque brillante en su aproximación narrativa y estética, ya pecaba de cierta autoindulgencia. La situación se agravó en La última bandera, donde la complacencia también se mostraba en una puesta en escena notablemente más convencional. El globo ha terminado de pincharse en su última obra hasta la fecha, Dónde estás, Bernadette, donde cuesta encontrar algo de valor a lo que asirse.

La cinta, que adapta el bestseller homónimo de Maria Semple, narra la crisis existencial de Bernadette (Cate Blanchett). Antaño una afamada arquitecta, actualmente lleva una existencia de aislamiento social, encerrada en casa y manteniendo contacto exclusivamente con su hija, Bee (Emma Nelson), y su marido, Elgie (Billy Crudup). Esa desastrosa vida es fruto de su incapacidad para continuar con su exitosa carrera artística, lo que la sume en un estado de ansiedad y apatía que solo se alivia parcialmente durante las interacciones con Bee, con quien mantiene una estrecha relación, a diferencia de lo que sucede con Elgie, una persona que cada vez presta más atención a su trabajo y menos a su familia. La situación es insostenible, lo que llevará a Bernadette a tener que enfrentarse a sus fantasmas y tomar de nuevo las riendas de su vida.

Se podría decir que Linklater filma la película desde su habitual sencillez, pero se estaría confundiendo la claridad con la simpleza. A diferencia de obras inmediatamente anteriores, en Dónde estás, Bernadette cuesta horrores encontrar una sola imagen que tenga valor intrínseco y no sea un mero acompañamiento visual a las diferentes situaciones que plantea el guion. Resulta desolador descubrir que el autor ha dirigido su nueva película en piloto automático, hasta el punto de que no sería exagerado catalogarla de mero telefilme de sobremesa. De hecho, uno de los aspectos más estimulantes del visionado, por monstruoso, consiste en asistir a la desvergüenza con que Linklater no se molesta en disimular las hechuras de la cinta, que son pobreza visual en movimiento —atención a los maravillosos desbarajustes del etalonaje en las secuencias que transcurren en la Antártida. Es cierto que, aun estando en sus horas más bajas, Linklater es capaz de construir una relación maternofilial que escapa a los convencionalismos típicos del drama, y resulta meritorio que lo haga con apenas cuatro trazos, pero poco más positivo se puede argumentar sobre un filme que parece un encargo mal empaquetado.


donde-estas-bernadette-critica-insertos-5


donde-estas-bernadette-critica-insertos-poster-cartel

 

DÓNDE ESTÁS, BERNADETTE

Dirección: Richard Linklater.

Reparto: Cate Blanchett, Kristen Wiig, Billy Crudup, Judy Greer, Laurence Fishburne, Troian Avery Bellisario, Jóhannes Haukur Jóhannesson, James Urbaniak, Zoe Chao.

Género: comedia dramática. Estados Unidos, 2019.

Duración: 104 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .