El dinero es lo único que importa

Santiago Alonso 


Si hay una cosa que queda meridianamente clara de La caída del imperio americano, es que la sátira sociopolítica planteada por el veterano cineasta canadiense Denys Arcand no se circunscribe solo a su país natal, ni tampoco al de sus vecinos, como parece señalar el cartel. Es el primer mundo actual, tal y como lo conocemos, la diana de su denuncia… porque también, ay, es la fuente que alimenta sin remedio el agudo pesimismo de este hombre. Sucedía lo mismo con la mítica (para quienes recuerdan su estreno en los años ochenta) El declive del imperio americano, en la cual Arcand tomaba como pretexto las distintas charlas entre un grupo de amigos, formado por cuatro hombres y cuatro mujeres, para plantear una radiografía general sobre el sexo y las relaciones sentimentales en las sociedades modernas de finales del siglo XX.

Ahora emplea el esquema de un relato criminal sobre robos y botines con la finalidad de señalar que el poderoso caballero don Dinero lo condiciona todo hoy día, posiblemente más que en ninguna época pasada, porque se ha extendido la percepción, a nivel global y en cualquier ámbito humano, de que es lo único que importa. ¿Cómo lo conseguimos y lo empleamos? ¿Cómo nos lo quedamos y lo escondemos? ¿Quiénes son sus amos y quiénes sus víctimas? Hay comedia, historieta de timadores, gusto por el diálogo bien dicho, carga filosófica y un aire a fábula en toda la cinta a cuenta de un desbocado capitalismo encerrado en su propio laberinto; pero el director es muy consciente de que, en realidad, lo que está componiendo resulta un parte de guerra: de la gran guerra económica mundial cuya duración ha cumplido ya una década. La caída del imperio americano coloca un espejo donde podrán reconocerse los caídos, los de una u otra manera afectados y los beneficiados del conflicto; es decir, el grueso de los espectadores.



 

LA CAÍDA DEL IMPERIO AMERICANO

Dirección: Denys Arcand.

Intérpretes: Alexandre Landry, Maripier Morin, Rémy Girard, Maxim Roy.

Género: comedia satírica. Canadá, 2018.

Duración: 127 minutos.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.