Intriga mariana

Santiago Alonso 


Vaya, en el fondo no hay mucho espacio nuevo donde rascar: La aparición basa todo su sentido, nada más y nada menos, que en la duda esencial de millones y millones de personas a lo largo de la historia, que han tratado miles y miles de textos. La duda cuya respuesta eliminaría muchas preocupaciones y, muy probablemente, resolvería los desajustes entre fe, religión y clero (también otra serie de problemas irracionales)… al menos para quienes tengan esos asuntos entre sus inquietudes personales. Pues allá va: ¿Dios existe? Y una pregunta subsiguiente: ¿Cómo se puede comprobar la autenticidad de las supuestas pruebas de su existencia? Xavier Giannoli tiene esa duda y emprende el camino en busca de la verdad dirigiendo un thriller que toma un argumento sin duda atractivo, de esos que dan juego narrativamente hablando, al escenificar un ejemplo bastante bien documentado de las llamadas «investigaciones canónicas», aquellos trabajos ordenados por el Vaticano a comisiones que forman expertos religiosos y no religiosos, con el objetivo de verificar si un caso de milagro o de visiones marianas son creíbles o, por el contrario, un simple engañifa.

Una vez que ha establecido que en el seno de la Iglesia católica anidan comportamientos muy censurables (aunque la crítica no es particularmente enérgica, ni mucho menos virulenta), y de constatar que, ¡demonios! (con perdón), el sendero para la comprensión del misterio espiritual está repleto de obstáculos, Giannoli poco más tiene que ofrecer. Aunque le guste al director, intuimos, identificarse con el protagonista que interpreta Vincent Lindon, el periodista libre y sin un ápice de cinismo, valiente y riguroso, el resultado de su investigación probablemente no haga replantearse nada ni a los creyentes ni a los ateos convencidos de la sala. No faltan buenas ideas en La aparición, como esa de desdoblar los escenarios del sacrificio por el prójimo ― el pueblecito donde vive la monja investigada (Galatea Bellugi) y un campo de refugiados sirios―, pero al final se recurre a una solución inverosímil de la trama tras haber perdido progresivamente la tensión durante 140 minutos. Y lo que es peor: Giannoli se conforma con la misma calculada ambigüedad, la misma gravedad sin interés y la misma fascinación malsana por el martirio que tantos narradores anteriores nos han hecho soportar.



 

LA APARICIÓN

Dirección: Xavier Giannoli.

Intérpretes: Vincent Lindon, Galatea Bellugi.

Género: drama, thriller. Francia, 2018.

Duración: 144 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.