Las correcciones bestiajas

Santiago Alonso 


Cuando solamente ha pasado una semana de la llegada a las pantallas de El porvenir y del asombro que ha provocado el trabajo como protagonista de Isabelle Huppert, el estreno de Elle redobla nuestra admiración hacia la actriz, pues encontramos de nuevo a la intérprete superlativa que sabe de una manera única imponerse dentro de los fotogramas de las películas. Y, sobre todo, teniendo en cuenta la diferencia entre la naturaleza de ambas cintas: al alcance de muy pocos está la capacidad para ocupar la centralidad casi absoluta en ejercicios y atmósferas tan diferentes. Mediante un cambio de registro total, la poderosa Huppert se adentra ahora, imprimiendo la melodía adecuada y orquestando las sensaciones finales que genera todo el conjunto, en un mundo cosido por unos patrones patológicos que no se suelen ver últimamente en el cine, una fantasía malévola de provocación y perturbadora ambigüedad. Huppert entra en la pantalla para volver a alzarse sobre el pico más alto.

Sin ella, la película no se parecería remotamente a lo que es. Pero lo mismo cabría decir si esta historia basada en una novela de Philippe Djian hubiera recaído en manos de otro director. Y es que Paul Verhoeven, lejos de estar desentrenado por la poca actividad de los últimos años, esculpe una obra singularísima que retoma sus gustos anteriores, tratándolos de un modo más brutal si cabe y, a la vez, con equilibrio y cierto reposo. Esto último puede parecer una contradicción, pero no lo es. Eso sí, atención, aunque Elle tenga mucho de suspense malsano, no estamos ante un thriller y sí ante una comedia bestiaja, a veces muy desagradable, que está repleta de gente chalada. Verhoeven reproduce así, en clave deforme y psicopática, una serie de comportamientos que encuentra en familias y ambientes burgueses un buen caldo de cultivo, haciendo que en realidad el extrañamiento nos acerque más que alejarnos. Porque el personaje de Huppert, con todos los aspectos incómodos que le veamos y con todo lo que nos asuste, no deja de ser un ser humano más que intenta buscar y trabajarse la correcciones que sirven para construir mejor el camino vital. Unas correcciones y un camino que pueden llegar a dar como resultado un paseo reconfortante en buena compañía.


_ell2350_02-1024x692


elle

 

ELLE

Dirección: Paul Verhoeven.

Intérpretes: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny, Charles Berling.

Género: comedia,drama. Francia, 2016.

Duración: 130 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .