Corporación vs. ‘hipsters’


Posiblemente consciente de que el público no podrá evitar tener en mente el apellido familiar, Luke Scott parece haber decidido entrar de lleno en el juego de referencias y homenajes al concebir su ópera prima. Y no deja de causar cierta simpatía el plano argumental donde sitúa el empleo de los dos grandes hitos cinematográficos de los que fuera artífice su padre, el Ridley Scott que filmara hace décadas Blade Runner y Alien. En versión pieza de cámara y etiqueta de serie B puesta sobre la frente con orgullo, fuera megalópolis futuristas y laboratorios que surcan los espacios, el vástago vuelve al tema de la creación de vida artificial por parte del hombre y sus problemáticas, como la humanidad y voluntad de sorpasso de la entidad creada, contando un conflicto entre una gran corporación y el grupo de científicos medio hipsters medio hippies que están currándose el gran proyecto mientras viven cuales eremitas en un bosque lejano. Fríos asesores de negro que trabajan para la empresa/máquina evaluando riesgos y solucionándolos (aquí una Kate Mara siesa y tiesa como un palo) contra los habitantes de una comuna que dentro de la naturaleza viven el sueño de la creación y arropan a La Criatura (una Anya Taylor-joy, actriz revelación de La bruja, en plan rapera caída a la marmita de Nueva Gaia).

La propuesta genera cierta simpatía, vale, pero en Morgan y su historia destinada supuestamente a las nuevas generaciones se conjugan vertientes que acaban dando al final dos pasos en falso, pues la obra se presenta al inicio como relato de ciencia-ficción dura – que recuerda, demasiado además, a Ex Machina (2015), la notable película de Alex Garland que trataba con mayor consistencia el mismo asunto– para abandonar las ganas a mitad y entrar a modo de compensación en el territorio thriller, eso sí, sin nervio y bajo el signo de la monotonía. Dentro de la apuesta por lo minimalista, Scott juega bien las cartas de exprimir al máximo los primeros planos de los actores, demostrando que sabe bastante bien dirigir actores, aunque la puesta en escena y el desarrollo narrativo restantes, diríase que solo para cubrir el expediente creativo o rellenar minutos, conducen el resultado, y mucho, a los ámbitos de la convención, la apariencia y la poca gracia.


Morgan_01574.CR2


morgan_poster

 

MORGAN

Dirección: Luke Scott.

Intérpretes: Kate Mara, Anya Taylor-joy, Toby Jones, Pau Giamatti.

Género: ciencia-ficción. Estados Unidos, 2016

Duración: 92 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s