Despedida


Alain Resnais murió en 2014 a los 91 años y a pocas semanas del estreno en Francia de la que supuso su película postrera, el último saludo sobre la pantalla de un libérrimo cineasta, inclasificable experimentador del hecho cinematográfico y sus colisiones con la pintura, la imagen documental, la crónica y la historia, la literatura, el teatro, la música e incluso el tebeo. Echar un vistazo a su filmografía revela que sus inquietudes le llevaron a ser tanto investigador de las posibilidades expresivas de un medio que le fascinó desde que hiciera su primer cortometraje en 8 milímetros a la edad de catorce años, como autor unido al compromiso, siempre con pasión y vitalidad, bien fuera con la política y las inquietudes intelectuales de su tiempo, bien con el placer que producen las manifestaciones de la cultura popular, la cual abrazaba sin ningún tipo de complejos.

Amar, beber y cantar es un acto muy consciente de despedida y se articula como tal. Gira en torno a la descomposición de las parejas protagonistas, amigos que ensayan durante meses una función amateur y deciden darle un papel a uno de ellos, enfermo terminal y a quien no veremos en ningún momento. Mientras el año se precipita hacia el invierno, todos discuten, llevan una existencia apática casi de muerte en vida, arruinan sus relaciones. Al final acaba con el funeral anunciado desde el principio, pero aquí absolutamente nada sonará a elegía – ¿alguien habló de tristeza y abatimiento? -, sino más bien a exhortación, como expresa tan claramente el título, hecha a quienes se quedan a este lado de la pantalla, por alguien que se marcha entonando un canto de vitalidad. Resnais vuelve adaptar al dramaturgo Alan Ayckbourn – el mismo de las joyas Smoking/No Smoking (1993) y Asuntos privados en lugares públicos (2006) – y levanta su teatro: una obra muy British Way of Life interpretada en francés, decorados entre lo escolar y lo abstracto, transiciones alternando tomas en movimiento del campo de Inglaterra con las ilustraciones del dibujante Blutch, parlamentos dentro de primeros planos como viñetas. Ah, y un topillo de gomaespuma que se asoma para asistir al espectáculo y después vuelve a enterrarse. El gozo según el veterano autor, sin necesitar más. Adiós y muchas gracias por todo, Monsieur Resnais.


Alain Resnais en el rodaje de 'Amar, beber y cantar'
Alain Resnais en el rodaje de ‘Amar, beber y cantar’

Cartel_AMAR,_BEBER_Y_CANTAR (452x640)

AMAR, BEBER Y CANTAR

Dirección: Alain Resnais.

Intérpretes: Sabine Azéma, Hippolyte Girardot, Sandrine Kiberlain, André Dussolier, Caroline Sihol, Michel Vuillermoz.

Género: Comedia. Francia, 2014.

Duración: 108 minutos.

 

 

 


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s