Los ricos son diferentes

Santiago Alonso 


Hace siete años se estrenó VHS, una curiosa aunque demasiado irregular antología de cortos realizados bajo la premisa de las «grabaciones encontradas», que podía considerarse como un catálogo de las capacidades (o lo contrario) de las por aquel entonces nuevas promesas del cine de terror estadounidense, en gran medida gente perteneciente al denominado mumblegore, la hibridación entre dicho género y el mumblecore, es decir, la escuela independiente  de principios de siglo XX caracterizada por el naturalismo y las financiaciones exiguas. En la cinta, las supuestas luminarias, Ti West y Adam Wingard, aportaban los peores episodios —viniendo así a constatar algo que sus carreras han terminado confirmando, que lo suyo suponía un bluf  construido a golpe de tuit—, mientras que un misterioso colectivo de cineastas, Radio Silence, firmaba 10/30/98, la más lograda y divertida de las piezas.

Formado por Matt Bettinnelli-Olpin, Tyler Gillett y Chad Villela, este grupo después homenajeó a su manera La semilla del diablo (1968) en su primera incursión en ligas superiores, El heredero del diablo (2014), un trabajo que  posiblemente tenía como lastre la insistencia en continuar con el recurso de jugar a las filmaciones reales. Noche de bodas es su segundo y mucho más logrado largometraje comercial, y vuelve la vista a otra referencia imperecedera, El malvado Zaroff (1932). Radio Silence retoma el argumento de la caza al hombre —the most dangerous game, como rezaba el título original de aquel clásico— reformulándolo felizmente con lo que al trío le ha funcionado hasta ahora, sobre todo en 10/30/98: saber preparar una desprejuiciada mixtura, que no batiburrillo, entre el terror, la comedia, la aventura y la acción. La andanada contra los ricos, individuos que desatan sin cortapisas sus peores instintos por el mero hecho de poder permitírselo, brilla entonces con sarcasmo y más agudeza de lo que parece en las desventuras de la pobre Grace (muy bueno el trabajo de Samara Weaving), la chica normal cuyo enlace por amor con un joven de familia adinerada, propietaria de un empresa centenaria dedicada a los juegos de mesa, se revela una malísima decisión.

Bettinelli-Olpin y Gillet son plenamente conscientes como directores (y Villela desde sus ejerciendo labores productivas) de que el guion ajeno que tienen entre manos solo puede funcionar en el aspecto formal si conjugan distintos procederes. Por ejemplo, véase el empleo del efecto sanguinolento y asqueroso con maquillaje real cuando el argumento lo requiere (el pozo de los cadáveres donde cae una heroína), o el de la efusión hemoglobínica digital, un recurso casi siempre poco resultón en otros filmes, que aquí se adecúa sin problemas estéticos al conjunto (la secuencia final). Y no solo se trata de una cuestión de estilos o técnicas. Noche de bodas es, además, una especie de juegos reunidos del terror donde no se descuida la posibilidad de presentar un muestrario de tipología humana en torno a la riqueza con los varios individuos contra quienes se enfrenta la recién casada: está el rico al que le viene de casta y el que llegó desde abajo y se ha acoplado sin problemas a su nuevo estamento; el joven heredero que razona e intenta renunciar a lo peor de los privilegios de clase con los que ha nacido; el sirviente que, de vivir tan cerca de sus amos, se asimila a ellos y pasa a ser su mejor perro guardián…



 

NOCHE DE BODAS

Dirección: Matt Bettinnelli-Olpin, Tyler Gillett.

Intérpretes: Samara Weaving, Adam Brody, Mark O’Brien, Andie MacDowell.

Género: terror, comedia. Canadá, Estados Unidos, 2019.

Duración: 95 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .