Descenso familiar hacia el horror

Santiago Alonso 


Una vez la haya visto, el lector entenderá lo complicadísimo que es hablar con cierta consistencia sobre Hereditary sin desvelarle al futuro espectador demasiadas cuestiones fundamentales de la película. Eso sí, quien teclea estas líneas confirma que la puesta de largo del neoyorquino Ari Aster (The Strange Thing About the Johnsons, Munchausen) atraviesa por méritos propios la puerta grande del terror contemporáneo. Casi como un ciclón. También es posible adelantar un poco de qué trata la cinta. Comienza cuando fallece la abuela de una familia de clase media que vive en una casa situada en medio del bosque. El suceso luctuoso desencadena un descenso colectivo hacia el horror. Las víctimas son una madre dedicada al arte de los dioramas, un padre que apenas pinta en el grupo, un hijo adolescente siempre en Babia y una hija pequeña, inquietante como pocas. Y hasta aquí se puede contar. De hecho, estamos ante uno de los desafíos, y quizás el más meritorio, asumidos por Aster: tener al público durante una hora y cuarenta minutos bajo el desconcierto de no saber muy bien cuál es la explicación de las sacudidas que lo asustan y acongojan constantemente mientras asiste a los sufrimientos de esta familia disfuncional, hasta los últimos veinte minutos, donde se produce la revelación final en todo su tremebundo esplendor.

A fin de mantenerse a flote sobre las aguas del misterio y la imprecisión durante tanto tiempo, el cineasta abraza singularmente también unas maneras melodramáticas bastante desaforadas, y como en todo drama construido a base de golpes bajos que se precie (aquí, además, macabros a más no poder) la centralidad del dolor recae sobre la vapuleada protagonista femenina. Al personaje de Toni Collette, el que desde ya posiblemente sea el mejor trabajo de su carrera hasta la fecha, parecen haberle echado cinco males de ojo que le pasan por encima como tres cintas de Douglas Sirk, dos sobre espíritus, otras dos de posesiones y hasta el clásico El sexto sentido, película de la que la actriz formó parte.

A todas estas intensidades argumentales las acompaña el despliegue de una cuidadísima expresión formal en lo referente a la relación de la cámara con los espacios de la casa. Y también conceptual, simple pero muy efectiva, desde la primera hasta la última secuencia, mediante la intersección (e incluso confusión) que se produce entre el mundo del relato y la multitud de dioramas que recoge la lente de Aster.

Entonces, ¿tanto aparato se ajusta bien a las ideas que el autor quiere tratar acerca de familias gafadas o sometidas a fuerzas que escapan a su control porque les vienen como herencia? El lector y el comentarista aquí presente lo considerarán cuando vean Hereditary una segunda vez y, entre otras cuestiones, reúnan las muchas pistas que se han diseminado por el camino. Lo único seguro hasta el momento es que la cinta deja: a) una ristra de instantes espeluznantes e imágenes que sin dificultad deberían incorporarse a la iconografía del género (¡los cabezazos contra la trampilla del trastero!); b) alguna tácticas de distracción un tanto tramposas, si no véase todo lo concerniente al espiritismo; y c) cierta laxitud narrativa, como denota, por ejemplo, la presencia de una niña pequeña en un fiestote para gente mayor.

¿Le vale esta crítica al lector?  Si no, ahí va un último apunte mientras se le emplaza a una futura continuación del presente texto. La publicidad la presenta como El exorcista de esta generación, pero Hereditary más bien se adscribe con galones a la temática de otra piedra miliar del glorioso nuevo cine de terror estadounidense surgido a finales de los sesenta.



HEREDITARY

Dirección: Ari Aster

Reparto: Toni Collette, Gabriel Byrne, Alex Wolff, Milly Shapiro, Ann Dowd

Género: Terror. Estados Unidos, 2018

Duración: 126 minutos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.