Better Things (HBO España), la serie dirigida y protagonizada por la cómica Pamela Adlon, hace con el estereotipo de madre televisiva lo mismo que con el de hija o con el de abuela: arrasarlos para, a continuación, levantar sobre sus cenizas un material estimulante y original, que no es un logro menor en tiempos de sobreabundacia seriéfila. Con cierto tono autobiográfico (Adlon también es madre soltera de tres hijas, vive en Los Ángeles y se gana la vida como actriz), la serie está plagada de personajes atípicos que establecen entre ellos relaciones que se mueven en una interesante escala de grises.

La protagonista, Sam Fox, interpetada sin complejos por Adlon, compagina el cuidado de sus tres peculiares hijas y la atención a una madre quisquillosa y egocéntrica con su trabajo como actriz, sus amigos y sus citas. Pero la directora y guionista indaga más allá del mero asunto de la conciliación (trabajo-familia, intimidad-cuidados) para presentarnos a una madre autoconsciente de su papel y que a menudo reclama en voz alta su derecho a ser admirada. “No quiero tener que esperar a estar muerta para que mis hijas me aprecien”, lamenta en uno de los capítulos mas redondos de la segunda temporada. De ahí a fingir su propio funeral para recibir el reconocimiento deseado solo hay un paso. Un paso que muy pocos darían de forma tan brillante como ella.

Y no, no nos hemos equivocado, Better things es una comedia. Y la forma de hablar de Adlon, un gag en sí misma. Pero es una de esas nuevas comedias, que tan fértil terreno están encontrando en el ámbito televisivo, en las que los personajes son complejos, que apelan a un tema de fondo y donde el humor nace, casi siempre, del drama. Un género por el que han transitado también con éxito Transparent (Movistar+ y HBO España), Fleabag (Amazon Prime Video) o I love Dick (Amazon Prime Video).

Que su co-guionista, Louis C.K., se encuentre inmerso en el escándalo de abusos sexuales que está sacando a la luz las vergüenzas de Hollywood no resta mérito al buen hacer de una creadora que, superados los 50, desborda carisma y buenas ideas. Así que, si Pamela Adlon se queda sola a los mandos creativos de la serie no será una lástima sino, probablemente, una buena noticia. Y un guiño perfecto a su personaje.



 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s