Brutos, sucios y modernos


El crítico Ángel Fernández-Santos, siempre atento a las connotaciones político-sociales de las películas que reseñaba, aludía con frecuencia al «fascismo» que muchas de ellas captaban e incluso denunciaban. Ese era el caso de La jauría humana, de Arthur Penn, o The Majestic, de Frank Darabont.

Seguramente, Fernández-Santos habría apreciado que El ciudadano ilustre, nueva colaboración de los directores argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat con el guionista Andrés Duprat (hermano de Gastón), también habla, entre otras muchas cosas, de fascismo, de un fascismo cotidiano y omnipresente.

El ciudadano ilustre del título es el escritor y premio Nobel ficticio Daniel Mantovani (interpretado con asombrosa sutileza por Óscar Martínez, mejor actor en el último festival de Venecia por este personaje) que, después de varias décadas ausente de su pueblo natal, decide volver a su patria chica desde su lujosa y moderna residencia barcelonesa para aceptar precisamente ese título. Su regreso, sorprendente por diversos motivos, desatará una sucesión de situaciones entre hilarantes y dramáticas que conducirán a un ambiguo final.

En El ciudadano ilustre Cohn y los Duplat retoman temas ya abordados en El hombre de al lado, como la pugna entre mundos y clases antagónicos, o la función social del arte y los artistas y su aislamiento respecto al resto de la sociedad, pero aquí el tono, siendo sarcástico, no cae tan constantemente en la parodia como en su largo anterior. En El ciudadano ilustre el guion —esencial en esta maquinaria perfectamente ensamblada y premiado en la última Seminci de Valladolid— y la ágil narración fílmica otorgan a los personajes una mayor entidad y complejidad, con lo que el conjunto, a pesar de abrir múltiples puertas a la reflexión, resulta más coherente que en anteriores colaboraciones de Cohn con los hermanos Duplat.

Los dardos de El ciudadano ilustre, como los de El hombre de al lado, se lanzan contra objetivos eminentemente argentinos, con su crítica feroz a una sociedad que, bajo su capa superficial de modernidad, esconde una costra de machismo, clientelismo y patrioterismo de opereta. Pero, no nos engañemos, cuando Cohn y los Duprat muestran sardónicamente ese fascismo cotidiano, que, retrasmitido a golpe de móvil, está hecho de adulación, demagogia y, en última instancia, brutalidad hacia el diferente (ya sea mujer, intelectual o conserje de hotel), no sólo se refieren a su país, ni siquiera a sectores sociales concretos, porque nadie sale indemne de este amargo repaso a las pulsiones de nuestra modernidad.

Al acompañar al escritor Mantovani en su retorno a un pasado provinciano y cutre, presidido por las efigies de Evita y Perón, no sabemos si va en busca de una identidad perdida, de una novia olvidada, de la muerte o simplemente de inspiración. Y en la película todos, ricos y pobres, refinados y burdos, hombres y mujeres (ellas, en sus papeles secundarios, son las más lúcidas), intentan utilizarse mutuamente. Reflexionando sobre el arte y sobre la confusión entre realidad y ficción se dicen cosas contradictorias, porque el discurso de este film enrevesado no es unívoco: “el arte es independiente de la moral” o “la literatura debe cambiar el mundo”, pero también que “la realidad no existe, sólo interpretaciones”.

Daniel Cohn y los hermanos Duplat, acompañados, como viene siendo habitual en el cine argentino, de un impresionante elenco de actores, nos dirigen con inteligencia por un camino minado y, combinando sin rubor y con maestría thriller y comedia, ofrecen un producto tan divertido como desolador, galardonado con la Espiga de Plata en Valladolid y candidato a los Oscar. 


null


nullEL CIUDADANO ILUSTRE

Dirección: Mariano Cohn y Gastón Duprat 

Guion: Andrés Duprat 

Intérpretes: Óscar Martínez, Dady Brieva, Andrea Frigerio, Belén Chavanne, Nora Navas, Iván Steinhardt, Manuel Vicente 

Género: comedia dramática. Argentina, 2016 

Duración: 118 minutos 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s