Vuelven los súper modelos


No se llega a comprender muy bien del todo cuáles son las dinámicas que explican el éxito o el fracaso, el acierto o la sandez, de las comedias paródicas. ¿Por qué, por ejemplo, últimamente recibieron atención títulos como, ay, Casi 300 o Epic Movie, mientras que casi nadie hizo caso a la fantástica Movie 43? Resultaba diferente Zoolander (2001) respecto a otras. La hacía Ben Stiller en funciones de protagonista, director, productor y coguionista. Extravagante y jaranera, traspasando a menudo la línea del absurdo y gozándolo, tenía personalidad propia en cuanto a comedia (cuando hacía de su razón de ser la mofa del fashionismo y las vanidades de la alta costura) y en cuanto a parodia (al tomar como base para el despiporre los filmes de suspense con asesinato político, El mensajero del miedo en particular). Mejores o peores las gracias, la comicidad que concebía y construía Stiller se disfrutaba, aparte de jugar con la baza, más anecdótica que jugosa, de la sorpresa: de Donald Trump a David Bowie, el desfile de personalidades haciendo de sí mismas no cesaba.

De alguna manera había que poner los mismos elementos a funcionar de nuevo en Zoolander 2. Comedia, parodia y famosos a tutiplén. Stiller ha obrado decidiendo pegarse a lo ya hecho, y a la secuela le ha guiado más el automatismo y la comodidad que el impulso inquieto de la primera. Desde ese prisma, constituye por tanto poca sorpresa que haya tomado las películas de espías como trillado modelo de chufla mediante el cual contar las nuevas aventuras de los dos súper modelos y súper bobos Derek Zoolander (Stiller) y Hansel (Owen Wilson). Y un hecho patente que ha perdido frescura la ironía contra el loco, loco, loco paraíso de la moda.

Aunque discurra a un ritmo frenético que no poseía su predecesora, Zoolander 2 no evita del todo la evidencia a reunión de sketches con un débil sentido interno. Tiene en su contra factores como un exceso de cercanía a chistes de la primera – lo que requiere recordarlos de antemano –, algunas referencias y claves que al espectador no norteamericano dejarán frío o el desaprovechamiento de algunas presencias, véase Kristen Wiig. Y a favor… pues varios de esos sketches, la chispa intacta de los personajes que componen los dos cómicos de categoría que son Stiller y Wilson, las miradas Acero Azul de Zoolander y las orgías de Hansel, el mayor espacio concedido a Will Ferrell, y la incorporación a la juerga de la espía cañón, albaceteña y con fuertes ecos eurospy años sesenta, que encarna Penélope Cruz.


ZOOLANDER No. 2


Zoolander-2-póster

 

ZOOLANDER 2

Dirección: Ben Stiller.

Intérpretes: Ben Stiller, Owen Wilson, Penélope Cruz, Will Ferrel, Christine Taylor.

Género: comedia. EE UU, 2016.

Duración: 102 minutos

 

 

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s