Antes de ver Quantico hice algo poco usual: leer lo que internet tenía que decirme sobre la serie de la ABC (AXN en España). Todo el mundo coincidía en que era como ver una serie de Shonda Rhimes pero con agentes del FBI. Creía que mezclar esos dos conceptos daba como resultado Bones, con Huesos y el agente Booth, que más o menos son como Meredith y Derek (MerDer en el mundo anglosajón) de Anatomía de Grey – o eran, hasta que Derek se fue a la “MerDer”-. Decidí darle un pase a Quantico, ya que desde que acabó Gossip Girl buscaba una nueva serie con jóvenes atractivos que se putean unos a otros en su entorno de trabajo (y Anatomía de Grey hace mucho que dejó de cumplir ese propósito).

Precisamente el guionista y productor de Gossip Girl, Josh Safran, es la cabeza pensante detrás de la ficción, que también produce junto a Mark GordonNick Pepper.  El papel protagonista recae en una ex Miss Mundo y conocida actriz de Bollywood: Priyanka Chopra, que se ganó mi amor y admiración cuando descubrí en Youtube sus videoclips veraniegos junto a Pitbull y Will.i.am.

Quantico comienza con el peor atentado en Nueva York desde el 11-S. La principal sospechosa es la nueva agente del FBI Alice Parrish (Priyanka Chopra), licenciada quince meses atrás, que ahora deberá buscar al verdadero culpable entre todos los ex alumnos de la academia del FBI, Quantico.

Cada capítulo nos descubre a un nuevo personaje con un pasado oculto. No hace falta que comente que entre los sospechosos se encuentra la ex mejor amiga, el ex amante, el ex mejor amigo de su padre, su nuevo amante y supongo que el tío que le servía el desayuno que también le ponía ojitos. La sutileza en Quantico sobra. Como en How to get away with Murder (otra de las producciones de Rhimes) la historia se desarrolla a dos tiempos: el presente y los meses pasados en la escuela de entrenamiento del FBI.

Y como lo sutil no es lo suyo, todos los personajes son súper inteligentes, súper fuertes, están súper entrenados en el arte de la guerra y ocultan muchos secretos. Para rematar esta maravilla, los jóvenes portentos viven en una residencia mixta. Se entiende que todos los momentos personales, románticos o cualquier tipo de conversación sucedan en duchas y vestuarios. ¿Quién quiere confesar sus sentimientos frente a un café cuando puedes abrir la cortina de ducha y que corra el agua?

Pese a todo, Quantico es sorprendentemente buena porque no intenta ser más de lo que aparenta. Contiene el suspense necesario para que quieras seguir la caza del terrorista, a la vez que añade giros de guión que hacen que no sepas si los personajes acabarán enrollados, muertos o en la cárcel al final del capítulo. La dualidad con la que juega el personaje de Chopra -¿es culpable o no?- y el final del último episodio (por ahora se han emitido 11) han hecho que me muerda las uñas mientras dura el parón de la midseason.

Mi única pega es que la idea del «buen samaritano al que la jovencita de vida complicada y amplia cama le trastoca la vida» huele a MerDer. A ver si le sacan a Chopra un nuevo ligue un poco más interesante para meterme del todo en la serie. Lo de descubrir al topo en Quantico es secundario.


Priyanka Chopra, Jake McLauglin y Brian J. Smith en el primer episodio de 'Quantico'
Priyanka Chopra, Jake McLauglin y Brian J. Smith en el primer episodio de ‘Quantico’

(Fotografías: Canal + Series)


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.