La profesora honrada


Somebody stolen my wallet” es la frase que la protagonista, profesora de inglés en un colegio de una ciudad provincial de Bulgaria, les escribe a sus alumnos en la secuencia de apertura de La lección. Alguien ha robado a una niña y la profesora da la oportunidad a quien lo haya hecho de descubrirse, o bien de devolver de forma anónima el dinero. Mientras eso sucede, obliga a recaudar de los bolsillos de la clase la cantidad equivalente, y amenaza con acciones más estrictas. Dinero, personas honradas frente a ladrones, responsabilidad y dignidad en situaciones financieras difíciles. Son estas las premisas del conflicto que no solo debe resolver la mujer dentro del aula, sino también entre las cuatro paredes de su vida personal y, por extensión, en la descorazonadora sociedad postsocialista donde ha nacido.

Inspirada libremente en un suceso real que conviene no contar aquí pues se revelaría el desenlace del film, La lección es drama y análisis social, relato de una ruina financiera familiar dentro de las Europas de los muchos que lo pasan mal. Para ello, los realizadores Kristina Grozeva y Petar Valchanov preparan su trabajo siguiendo los postulados de forma e intención que el espectador identificará con la práctica cinematográfica que define la obra de los hermanos Dardenne. Es decir, adoptan el que probablemente se haya convertido en el modelo de cine social más lúcido y elocuente, también el que mejor elimina las trazas de maniqueísmo o aleccionamiento ideológico que se evidencia dentro de la aplaudida obra de otros realizadores concienciados.

Abundan, por tanto, los elementos de imitación dardenniana en esta historia cámara al hombro de dignidades y rebelión de las personas contra un mundo donde lo mercantil propicia la deshumanización de las relaciones y lo criminal irrumpe en los ámbitos privados de la vida. Pero a la vez se percibe la búsqueda de una personalidad propia, algo menos en la realización y sí en los intentos de universalizar, europeizar si se prefiere, un tema a partir de una radiografía nacional. Grozeva y Valchanov, con la feliz alianza de la actriz Margita Gosheva, consiguen generar entre el público una empatía nada forzada con la protagonista y clavarnos a la butaca destilando un desasosiego y una tensión de pesadilla muy próximas al thriller –algo a lo que, por otra parte, igualmente jugaban los hermanos belgas en El silencio de Lorna y Dos días, una noches) – durante la segunda mitad de la película. Además, dejan unas reflexiones sobre relaciones de género en la sociedad búlgara (¿en la de cualquier país del antiguo Bloque del Este?), dentro del seno familiar y matrimonial, que invitan al desaliento y tal vez se completen en próximas obras: los autores han anunciado que el proyecto pretende ser una trilogía, la cual se formaría con relatos de tranquilos rebeldes en pos de la supervivencia.


LA_LECCIÓN_HD_05 (1024x576)


Cartel_Baja_LA_LECCIÓN (717x1024)

 

LA LECCIÓN

Dirección: Kristina Grozeva, Petar Valchanov.

Intérpretes: Margita Gosheva, Ivan Burnev, Ivanka Bratoeva, Ivan Savov.

Género: drama. Bulgaria, 2014.

Duración: 105 minutos

 

 


 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s