Controlada por la estética

Yago Paris


Controlada por la estética

Little Joe empieza con una lenta panorámica elíptica dentro de un laboratorio. Las imágenes están captadas por una cámara de seguridad en el techo de un invernadero donde se llevan a cabo experimentos científicos. Inicialmente el lugar está vacío, pero la cámara continúa su trayectoria, que tampoco varía cuando aparecen personas en plano. La cámara, por tanto, no está ahí para filmar las acciones de los personajes, que se convierten en un elemento más del decorado. En otras palabras, la narración parece tomar vida propia y no estar al servicio de los actores, como habitualmente sucede en el cine. En la escena inicial esto se justifica por el hecho de tratarse de una cámara de seguridad, pero esta aproximación al relato se repite a lo largo de la cinta. Su directora, Jessica Hausner, parece adoptar el parsimonioso estilo contemplativo de cineastas como Andrei Tarkovsky, que convertían la cámara en un personaje con vida propia, con libertad para dejar de observar los actos de los personajes y detenerse a atender a otros aspectos del entorno —habitualmente la naturaleza. Sin embargo, mientras en el autor ruso había un discurso coherente, con el que dio forma a toda su filmografía, en Little Joe esta propuesta formal aparece solo a ratos, en una suerte de impostura propia del peor cine de autor entendido como marca comercial, como si los cineastas sintieran la necesidad de dejar su huella en cada plano para que no queden dudas acerca de su talento y personalidad.

La cinta se centra en un grupo de científicos que quiere desarrollar una planta que sea capaz de aportar la felicidad a quien la cuide. Como cabe esperar, los experimentos no salen como estaba previsto, y el resultado no es la felicidad, sino una dependencia que anula toda capacidad de percepción mínimamente objetiva de la realidad. Las personas que caen bajo el influjo de las plantas se convierten en una suerte de sutiles zombis, pues el cambio en la conducta apenas es notorio. El filme se inscribe en una modalidad del género fantástico donde los aspectos más perturbadores funcionan cuanto más sutiles son. Hausner pretende desarrollar una crítica a la tiranía de la felicidad y a la manera en que esta nubla nuestra capacidad para razonar de manera coherente. Sin embargo, la autora siempre da mayor prioridad a marcar con las imágenes su condición de autora que a la elaboración de un discurso de verdadero valor, que trascienda lugares comunes del género. Su estilo estático, cruel y sutilmente cómico, bebe de cines como los de Michael Haneke o Yorgos Lanthimos, y los mejores momentos se encuentran precisamente en la manera similar con que construye unas atmósferas de opresiva normalidad, pero a la hora de la verdad prima la superficialidad de un encuadre preciosista o una iluminación llamativa, sin que quede apenas espacio para el desarrollo subtextual.

Esto se observa en el tratamiento de la vertiente psicológica del relato. La protagonista, Alice (Emily Beecham), es una adicta al trabajo que acude a terapia porque no sabe cómo equilibrar su pasión por la ciencia con el tiempo que le dedica a su hijo. En este punto se desarrolla una sugerente propuesta sobre cómo nuestras decisiones están tan marcadas por lo que dictan los valores de la sociedad que, si no concordamos con ellos, buscamos excusas para justificarnos o somos incapaces de vivir siguiendo aquello en lo que creemos sin sentirnos culpables. Pero esta idea, la más relevante del filme para quien esto escribe, así como todas las demás que contiene la obra, queda sepultada por una puesta en escena demasiado pagada de sí misma, demasiado perdida en su voluntad de crear imágenes epatantes de corto alcance. Como si la estética de autor funcionara como una de las plantas del relato y controlase las decisiones de la directora, Jessica Hausner se pierde en la necesidad de satisfacer los requerimientos formales de estilo, aunque estos no lleven a ninguna parte y echen por tierra las mejores ideas del relato.


Little-Joe-critica-insertos-2


Little-Joe-critica-insertos-poster-cartelLITTLE JOE

Dirección: Jessica Hausner.

Reparto: Emily Beecham, Ben Whishaw, Kit Connor, Leanne Best, Kerry Fox, David Wilmot, Goran Kostic, Andreas Ortner, Andrew Rajan, Sebastian Hülk.

Género: fantástico. Austria, 2019.

Duración: 105 minutos.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .