Viaje al centro de una pareja

Anaís Berdié


Empezar la historia de una ruptura con dos cartas de amor, íntimas y adorables, es una pequeña genialidad. Filmarlas con la delicadeza suficiente como para permitir que el espectador se enamore de ambos protagonistas en los cinco primero minutos de la película convierte la propuesta en un verdadero viaje emocional por las tripas de una relación de pareja. Algo que ha conseguido con rotundidad Noah Baumbach en su última película, Historia de un matrimonio, que ya desde el título pretende asegurarse de que, en esta crónica sobre los oscuros recovecos de un proceso de divorcio, el amor siga siendo uno de los ingredientes principales.

El director y guionista neoyorquino, que pasó de escribir para Wes Anderson a ser uno de los estandartes del cine independiente norteamericano con éxitos como Una historia de Brooklyn o Frances Ha, tiene predilección por los personajes con crisis existenciales y las historias con una alta carga autobiográfica. Las dos cuestiones se encuentran en su nueva película, que ofrece además dos de las interpretaciones más emotivas y sinceras de Adam Driver y Scarlett Johansson, que se meten en la piel de una pareja, con un niño de ocho años, que se ve envuelta en una pelea cada vez más cruda por poner fin a su matrimonio. Mediadores incapaces de mediar, abogados que cobran fortunas y husmean en los trapos sucios, familiares que no acaban de aceptar la nueva situación… Las dosis de conflicto es alta y el autor opta por afrontar la situación dando cabida al humor y a la ternura.

Aunque la comparación con Kramer contra Kramer resulta evidente, la historia de Baumbach, para la que se ha nutrido tanto de su propio proceso de divorcio como de algunas experiencias personales de los protagonistas y de otras muchas personas a las que ha entrevistado, no solo se centra en la relación de los padres con el hijo, que es víctima colateral de la situación y centro de las disputas. La anulación de la identidad dentro de la pareja, la necesidad de buscar un camino propio o la impotencia al asumir la transformación que está experimentando el otro son temas tangenciales que convierten esta cinta en un camino descarnado al centro de las relaciones amorosas. Con algunos primeros planos deudores del cine de Bergman y un par de secuencias de total desnudez interpretativa, Driver y Johannson firman dos interpretaciones dignas de no irse de vacío en la temporada de premios.


UNB_Unit_00700R_rgb.jpg


MarriageStory_Vertical_Main_RGB_ES-ES.jpg

 

HISTORIA DE UN MATRIMONIO

Dirección: Noah Baumbach.

Intérpretes: Scarlett Johansson, Adam Driver, Laura Dern, Azhy Robertson.

Género: drama. Estados Unidos, 2019.

Duración: 136 minutos.

 


 

1 Comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .