La ratonera

Yago Paris


En documentales como El último imperio o Austerlitz, el director bielorruso Sergei Loznitsa seguía la máxima de dejar que las imágenes hablasen por sí mismas. No cabe duda de que al aplicar esta metodología el autor mantiene una gran capacidad de influencia —o de manipulación— sobre el resultado final de la obra, pero con este modelo de puesta en escena no trata de alcanzar una cierta objetividad. Su objetivo parece ser, en cambio, el de cederle el protagonismo al elemento que, desde el punto de vista puramente teórico, más importancia debería tener: la imagen. En ambas películas, el documentalista se ahorraba cualquier tipo de introducción explicativa sobre la situación que retrataba, situando a la audiencia directamente en medio de la acción. Aparte de considerar de entrada que el espectador es perfectamente capaz de extraer el significado intrínseco de las imágenes, Loznitsa parecía interesado en trasladar al público al foco del conflicto, en una suerte de inmersión en la que antes prefería capturar la esencia del momento que exponer los sucesos históricos que condujeron a lo que se observaba en pantalla.

Aunque Donbass sea una cinta de ficción, el planteamiento formal es el mismo. El punto de partida de la cinta es la guerra en el Donbáss, que estalló en 2014 en el este de Ucrania. Sin aportar la más mínima contextualización histórica, la acción comienza en plena contienda, plasmando cómo es la vida en una zona donde uno no sabe si su vida se va a acabar de camino a comprar el pan. El autor utiliza una serie de escenas que funcionan de manera autónoma, sin correlación espaciotemporal clara —es irrelevante que sucedan antes, durante o después que las demás—, y muestra un total desinterés por la reconstrucción y explicación del conflicto armado. Poco importa si lo que se narra ha sucedido o podría suceder, o si es realista o una exageración. A Loznitsa no parece atraerle una aproximación basada en el realismo histórico —¿acaso existe algo así en el cine?—, sino exponer cómo entiende, ha vivido o imagina esta guerra. El tono de la cinta se mueve entre lo mordaz y lo cínico, con arrolladores golpes dramáticos repartidos de manera minuciosa a lo largo del metraje. Loznitsa, quien también escribe el guion, desarrolla cada una de las escenas de tal manera que la tensión sea constante y el impacto pille por sorpresa al público —atención a la construcción de la primera y la última escenas, y cómo dialogan entre sí. El resultado es una visión del conflicto como una ratonera de corrupción, extorsión y noticias falsas, donde no importa a qué bando pertenezcas, porque tarde o temprano ambos te la van a jugar.


donbass-critica-insertos-2


donbass-poster-cartel-critica-insertos

DONBASS

Dirección: Sergei Loznitsa

Reparto: Valeriu Andriuta, Evgeny Chistyakov, Georgi Deliyev, Vadim Dubovsky, Konstantin Itunin, Boris Kamorzin, Sergeï Kolesov, Svetlana Kolesova

Género: Drama bélico. Ucrania, 2018.

Duración: 120 minutos.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.