El arte como herramienta para el asesinato

Yago Paris


En una de las escenas más memorables de Velvet Buzzsaw, el arte y la muerte se alían para crear un espectáculo grotesco. En una exposición de arte moderno aparece una mujer rodeada de un charco de sangre, a los pies de una escultura. Los espectadores, que han asistido a la escena previa, saben que lo que ven no es una representación o una performance, y que la mujer está realmente muerta; los personajes que visitan la instalación no lo saben, y nada de lo que ven les sorprende, pues les resulta perfectamente factible que una obra de arte moderno haya llegado hasta el extremo de simular un cruento asesinato. ¿Arte o tomadura de pelo? ¿Brillantez figurativa o insufrible frivolidad? El figurativismo de las formas artísticas que se exponen en museos y galerías permite alcanzar esta, por otro lado, un tanto manida reflexión sobre el arte contemporáneo. Pero el énfasis no se coloca sobre qué se pretende narrar, sino sobre la manera de afrontar la propuesta: la escena, al igual que la película en su conjunto, destaca por su desinterés por una verdadera crítica de ese mundillo, en favor de un ejercicio de género que se mueve con soltura, aunque quizás con cierta timidez, por los lugares comunes del terror sobrenatural.

Dan Gilroy, el responsable de la sorprendente Nightcrawler, escribe y dirige Velvet Buzzsaw, una más de las múltiples apuestas de Netflix por dar cabida a cierto cine de autor en la pantalla pequeña. La tercera cinta como director del autor estadounidense vuelve a sumergirse en los sótanos más oscuros del capitalismo salvaje, en este caso mediante la disección del parasitismo habitual que se da en el universo del arte contemporáneo, donde ingentes cantidades de dinero han convertido el sector en un bazar de ricos en el que la expresión artística poca importancia tiene ya. La historia sigue los pasos de un grupo de gestores de galerías y representantes de artistas —René Russo, Zawe Ashton y Toni Collette—, alrededor del que pulula un reputado crítico de arte interpretado por Jake Gyllenhaal. Una noche, una de ellas descubre que su vecino, recientemente fallecido, era un pintor de descomunal talento, por lo que, a pesar de que este había pedido expresamente que todas sus obras fueran destruidas, la mujer decide robarlas y comenzar a gestionarlas. El conjunto de personajes se acaba beneficiando económicamente del talento del artista, lo que desatará la furia de su fantasma, que volverá de entre los muertos para purgar el mundo del arte de sus sabandijas ultracapitalistas.

Gilroy somete la narración a un tono desquiciado, en el que la frivolidad se expone a través de los códigos de la sátira. El género de terror se apodera de la historia a medida que la trama avanza, una idea que evidencia que el interés del realizador y guionista no es tanto una crítica a los monstruos del sistema como un juego con los estándares del género aplicados a un universo tan poco habitual en este tipo de cine. Los personajes van cayendo uno a uno en una cómica celebración de la violencia en la que el autor parece plantearse cómo superar el nivel de originalidad de cada nueva muerte. Sin embargo, la sensación final es de ejercicio incompleto. Como si faltase atrevimiento en el nivel de locura, como si el nivel de violencia no alcanzase los niveles necesarios para el óptimo desarrollo de la propuesta, como si la sátira no se atreviese a traspasar la barrera de lo esperable, Velvet Buzzsaw acierta en el enfoque, pero se trastabilla en el desarrollo.


Velvet Buzzsaw crítica Insertos


Velvet Buzzsaw poster cartel crítica insertos

VELVET BUZZSAW

Dirección: Dan Gilroy.

Reparto: Jake Gyllenhaal, René Russo, Zawe Ashton, Toni Collette, John Malkovich, Tom Sturridge, Natalia Dyer, Billy Magnussen

Género: Sátira. Terror. Estados Unidos, 2019.

Duración: 112 minutos.


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.