Un larguísimo epílogo

Santiago Alonso 


¡No apaguen los focos! ¡El espectáculo no ha acabado! Diez años después, sigue abierta aquella discoteca construida con el legado melódico de ABBA en una isla griega gozosamente hortera, una fiesta que primero fue un musical sobre las tablas y después su versión para la pantalla. La continuación de ¡Mamma Mía! La película pretende mantener el extraño y complicado equilibrio de presentarse al mismo tiempo como (poco sorprendente) precuela y (corta) secuela, sobre todo porque sus impulsores no se han atrevido a proseguir mucho más con la historia e inventar una segunda parte propiamente dicha –los títulos de crédito, de hecho, dicen que se sigue basando en la obra escénica original. ¿La consecuencia? Que la cinta funciona a la manera de un largo, larguísimo epílogo donde se combinan los flashbacks de cómo la protagonista (Lily James interpreta a la joven Meryl Streep) conoció a sus tres novios y algunos apuntes sobre la vida posterior de su hija, quien, tiempo después de los acontecimientos del anterior filme, intenta relanzar el hotelito donde todo el mundo cantó y bailó feliz. ¡Mamma Mía! Una y otra vez debe lidiar, además, durante casi todo el metraje, con la ausencia capital de un personaje.

Asumiendo estos límites, y que se repetirán algunos de los grandes éxitos de los suecos, los guionistas han decidido añadir un gesto patético entre tanta sonrisa y, también, hacer patente una comicidad muy propia de cierta escuela inglesa: no en vano, uno de los firmantes es Richard Curtis. El homenaje a los espíritus libres, con la comparación que se establece entre madre e hija, es todavía el leitmotiv, si bien el aire que se respira a la postre parece más conservador. El resto lo hacen los chistes a cuenta de los nuevos secundarios y, claro, algunos números musicales (la llegada en varios barcos de los invitados tiene fuerza). Aunque podríamos comentar más, dicen que en las fiestas se participa o no se participa, independientemente de que estas pinten mejor o peor, pero no vale observarlas desde fuera. Pues eso, para quien quiera, las puertas de los cines están abiertas. Feliz verano.



 

¡MAMMA MIA! UNA Y OTRA VEZ

Dirección: Ol Parker

Intérpretes: Lily James, Amanda Seyfried, Meryl Strepp, Pierce Brosnan, Cher, Colin Firth, Stellan Skarsgård

Género: musical. Reino Unido, Estados Unidos, 2018

Duración: 114 minutos

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.