Sangre desactivada

Santiago Alonso 


El protagonista de Sácame de dudas, a quien interpreta François Damiens, tiene cuarenta y pico años, es viudo y dedica sus días a un trabajo bastante peculiar: localiza y desactiva los distintos tipos de explosivos sin detonar de la Segunda Guerra Mundial (minas, obuses, granadas…) que aún esconden las playas y los campos franceses. La directora Carine Tardieu abre su tercer largometraje empleando esta transparente metáfora para explicar al personaje y lo que se le viene encima. Siendo la familia el terreno minado por excelencia donde las cuentas sin resolver con el pasado estallan el día menos pensado, porque estas se ignoraron o, directamente, se ocultaron, ¿quién mejor que este hombre para señalar las bombas que guarda la suya y neutralizar el peligro? Su misión ahora consiste en cuidar a su joven hija encinta y convencerla de que contacte al misterioso ligue de una noche para que, al menos, la criatura sepa en el futuro quién es su padre. La comedia se pone en marcha cuando, haciendo pruebas médicas que aseguren que el pasado familiar no trae sorpresas para la salud del bebé, le salta encima al protagonista una que parecía bien enterrada.

Examinando las relaciones de parentesco y, sobre todo, qué entraña la paternidad a lo largo de la vida de un hombre, Sácame de dudas aúna diferentes facetas de manera muy natural, sin artificio alguno. Por un lado funciona como comedia de equívocos; por otro, tiene su parte de simpática historieta romántica; y, por otro más, elabora un relato sincero de sentimientos. Es un trabajo de esos que, sin que casi lo percibamos, van componiendo  una reflexión seria ante nuestros ojos, dentro de un territorio cómico cuyos espacios valdrían igualmente para un drama corriente. A Tardieu le valen detalles como una réplica sencilla, una contrarréplica más sencilla aún, el gesto de un secundario, las miradas de los protagonistas, algún gag suelto o un trávelin de seguimiento al rostro de Cécile de France andando por la calle, para construir su película y terminar entonando un canto por las familias extensas, en el sentido más amplio y libre del término. La imagen de dos hombres frente a un paisaje marino, sentados en un banco, sirve para certificar convincentemente lo que pueden llegar a valer algunas relaciones consanguíneas y, también, las que son fruto de la casualidad.



 

SÁCAME DE DUDAS

Dirección: Carine Tardeu

Intérpretes: François Damiens

Género: comedia. Francia, Bélgica 2017

Duración: 100 minutos

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.