Dos seres vivos escapan del matadero


“Todavía hay espacio para el amor”, parece decir la directora y guionista húngara Ildikó Enyedi en su última película, En cuerpo y alma. La historia transcurre en una gris Budapest, dentro de uno de los microcosmos más deshumanizados y violentos que conoce cualquier ciudad: un matadero. Se trata de una decisión nada casual, el escenario perfecto donde desarrollar una fábula acerca del amor en tiempos de escasez emocional. Entre descuartizamientos de reses que se filman con gelidez quirúrgica, como si de un documental científico se tratara, nace un atípico romance. Los protagonistas, Maria y Endre, comparten en sueños todo lo que los separa en el mundo real, y lo hacen -parece sugerir el film- porque son dos especies en peligro de extinción a las que el universo se esfuerza por emparejar. 

Maria sufre Asperger u otro síndrome similar. Endre tiene parálisis en un brazo y considera que ya no tiene edad para empezar una nueva relación de pareja. Demasiado condicionados por su entorno y sus propias limitaciones psicológicas, así como por sus escasas dotes para la interacción social, ambos sufren en soledad. Pero en las fábulas todo es posible, de ahí que el hecho de que compartan sueños encarnados en ciervos sea un motor argumental perfectamente coherente. Extravagancias aparte, el uso de la trama onírica tampoco es una decisión casual: que los únicos dos personajes que todavía no han caído en el cinismo y aún conservan algo de alma sean dos animales que conviven en un matadero es la metáfora perfecta que plasma las principales ideas del film. Pero todavía hay algo más interesante en la película: el traslado del libreto a la pantalla. Con un tono desconcertante, entre la comedia negra y una emotividad glacial que lucha por descongelarse, la autora evade cualquier lugar común de la representación romántica y construye atmósferas de tierna fragilidad, en las que el castillo de naipes no se viene abajo porque algún tipo de ente sobrenatural lo impide.


Crítica de En cuerpo y alma (On body and soul)


cartel póster de la película En cuerpo y alma (On body and soul)

 

EN CUERPO Y ALMA

Dirección: Ildikó Enyedi.

Reparto: Morcsányi Géza, Alexandra Borbély, Ervin Nagy, Pál Mácsai, Júlia Nyakó, Tamás Jordán.

Género: Drama romántico. Hungría, 2017.

Duración: 116 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s