Ayer fue un día de escándalos. ¡Y de buena mañana! Todo fue culpa de Nocturama, la última película del siempre provocativo Bertrand Bonello, que compite en Sección Oficial y ofrece una particular reflexión sobre los jóvenes y su relación con el terrorismo. Las luces y sombras de este controvertido film, que analizamos más abajo, han incendiado el debate entre los enviados de prensa, que se polarizan a un lado y otro de la balanza.

Pero si el escándalo ha de tener un género, desde luego será el femenino y con nombre propio: Isabelle Huppert. Ella solita se adentra en las reflexiones filosóficas sobre los ideales individuales y colectivos y, como si de una segunda parte se tratase, se enfrenta a una salvaje violación en el salón de su casa. Mia Hansen Løve (El porvenir) y Paul Verhoeven (Elle), respectivamente, alzan a Huppert a la cima de este festival y de la sección Perlas. Ella ha sido sin duda la protagonista de esta intensa jornada en San Sebastián. 

En esta tercera crónica nos adentramos en la primera parte de ese doblete magnífico de Huppert, reservándonos la inmensa Elle para la cuarta jornada. También hablamos de Bonello, del thriller policial español que ha desbancado en un sólo día al film de Alberto Rodríguez y de otra decepción más para anotar a la lista de la siempre decadente Sección Oficial. 

La reflexión más potente: El porvenir

lavenir-thingstocome_fotopelicula_11195

Una de las primeras escenas de El provenir muestra un conflicto típico en situaciones de huelga estudiantil: las discusiones entre los que bloquean la entrada para protestar y los que quieren entrar a dar clase. Los revolucionarios y los “colaboracionistas”. Los que, dicen, defienden los derechos de todos y los que, dicen también, sólo viven su vida porque “no están hechos para la revolución”. Y al final, ¿quién tiene razón? Y más adecuado es preguntarse: ¿Dónde empiezan y acaban los derechos de cada uno de ellos?

En esta escena se enfrentan dos maneras de entender el mundo, más antiguas que el caldo de la abuela. Para Isabelle Huppert, la edad y las circunstancias le han hecho pasar de la primera a la segunda postura, aunque se suele mostrar siempre muy pragmática al respecto. Pero su vida sufrirá de pronto algunos cambios que la obligarán a replantearse todo aquello que creía cierto. Como ella misma dice, “no debatir la verdad, sino rebatirla”. 

El porvenir es una lúcida reflexión sobre los valores individuales y colectivos, sobre si nuestras acciones se ajustan a aquello que defendemos con las palabras. La cineasta Mia Hansen Løve lo hace a través de la filosofía, materia de la que el personaje de Huppert es profesora, y consigue así ensamblar un discurso ensayístico en una trama de ficción, manteniendo cerca ambos aspectos y fusionándolos en una enriquecedora relación. Los conocimientos nos dan la sabiduría, y las escenas ficticias (pero tremendamente realistas) nos dan la experiencia vital. Ganadora del Premio a la Mejor Dirección en la pasada Berlinale, esta película nos recuerda que la vida es filosofía y la filosofia es la vida, y que más nos valdría empezar a pensar en ella un poco más y mejor. Madurez, inteligencia y sensibilidad en un sólo (e ineludible) film. 

La WTF del día: The giant

jatten-thegiant_fotopelicula_10864

En una mezcla entre El hombre elefante (por su crudeza en el retrato de una persona con una deformidad física) y El gigante de hierro (por su amable y naíf argumento), aunque lejos de conseguir un ápice de la emoción que estos dos referentes poseen, The Giant ha conseguido convertirse en la película más tediosa del día.

Lo crudo y lo ingenuo, características que le atribuyo a la película en el párrafo anterior, pueden parecer conceptos contradictorios, pero en este caso no es así. Conviven, de una manera extraña y grotesca, para construir un relato familiar, una historia sobre una madre psicótica y un hijo aficionado a la petanca que, además, es perseguido por un gigante que tiene su mismo aspecto. ¿Es una metáfora? ¿Es producto de su imaginación? ¿Es Superman? En cualquier caso, el cineasta sueco Johannes Nyholm ofrece su propio universo artístico en una aventura que mezcla familia, fantasía y anhelos de autorealización, puesta en pantalla de una forma naturalista y sin demasiadas estridencias más allá de sus toques leves de ciencia ficción.

La más debatida: Nocturama

nocturama_fotopelicula_10850

La polémica está servida con el nuevo film de Bertrand Bonello. Ya venía con antecedentes: fue rechazada en la pasada edición del Festival de Cannes… Y está bien claro por qué. No fue por un tema de calidad cinematográfica, algo que a la película no le falta, sino por la posibilidad de herir algunas sensibilidades tras los atentados que han tenido lugar en los últimos tiempos en Francia. Nocturama habla de terrorismo y juventud, reflexiona sobre la relación enferma entre esos dos conceptos y materializa en la pantalla su provocación. 

En Casa de tolerancia, Bonello habló de la prostitución de tiempos pasados para reflexionar sobre la prostitución de hoy. Sin perder esa línea de creatividad y atrevimiento, su último film cuenta la historia de un grupo de jóvenes que, descontentos con la situación de crisis actual y la falta de trabajo y esperanzas, deciden dar un golpe terrorista en diversos puntos de París. Mientras la capital francesa arde, los jóvenes se encerrarán en un centro comercial a esperar. El qué esperan, no lo saben ni ellos. En los múltiples pisos y espacios del edificio se creará una extraña conexión entre los jóvenes, hasta hacía unas horas enemigos del sistema, y los bienes materiales que conforman la sociedad de consumo capitalista. 

En Nocturama predomina la fuerza de las imágenes como vehículo para lanzar mensajes y dotar al discurso de coherencia. En este sentido, una de las más potentes es la de la estatua de Juana de Arco, situada frente al museo del Louvre, y que aparece envuelta en llamas en un primer plano amenazador. Más tarde, ya entre las tiendas, uno de los personajes aparecerá con una máscara dorada (véase la fotografía de la portada), creando un paralelismo más que elocuente: la locura, la misión divina, la cruzada sin retorno. 

Es difícil analizar una película con tantas lecturas, metáforas visuales y referencias. En una de las primeras escenas, un personaje asegura que después de la decadencia viene el renacimiento. Y que ese renacimiento puede ser la muerte, para que la sociedad resurja así de sus cenizas. Un detalle que puede explicar toda una película, o simplemente ser un camino sin salida. Sin duda merece un segundo visionado.

El thriller con más estilo (Vol. 2): Que Dios nos perdone

quediosnosperdone_fotopelicula_12005

¿Recuerdan ayer cuando comenté que El hombre de las mil caras era el thriller español definitivo del festival? Quizás me estaba precipitando. No es que me haya pensado mejor mis opiniones, sino que el joven Rodrigo Sorogoyen me ha revolucionado de arriba a abajo con su segundo largometraje. Que Dios nos perdone es intensa, carismática y brutal. Es la confirmación de que el thriller español está en un momento espectacular, en el que nada tienen ya que envidiar a los grandes referentes que nos llegan del otro lado del charco. 

El que conquistara a la crítica española con Stockholm (2013), su ópera prima, vuelve ahora en un registro radicamente diferente para demostrar que puede enfrentarse a cualquier tipo de cine. Sobre el papel, Que Dios nos perdone podría ser un capítulo largo y bien guionizado de un capítulo de CSI, Castle o cualquier otra serie televisiva policíaca que se les pueda ocurrir. Lo que ocurre cuando se lleva esa idea base a la pantalla es lo interesante: cómo se puede partir de una idea en un principio poco original (asesino en serie, perfil con altas dosis de vanidad y demencia, búsqueda y captura…) y convertirla, gracias a la acertadísima puesta en escena, diálogos tan hilarantes como intensos y unas actuaciones de infarto, en una película excelente. Sorogoyen cruza lo mejor de Seven (David Fincher, 1995) y la marca española para crear esta suerte de aventura policial. Antonio de la Torre y Roberto Álamo son la pareja protagonista, y su química y logros individuales no podían brillar más. Sin duda, oiremos hablar de esta película en los próximos meses y, al menos, hasta el próximo mes de febrero.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s