Cómo afrontar el activismo 

Yago Paris


Uno de los aspectos más característicos de la sociedad occidental de nuestro presente es la manera en que el discurso público se ha impregnado de toda una serie de activismos sociales, dando lugar a un grado de concienciación altísimo en materia de igualdad, inclusión y derechos humanos. Una de las cuestiones más urgentes en este panorama consiste en plantearse cuáles son las estrategias más apropiadas para luchar por alcanzar un cambio efectivo que reduzca o elimine las injusticias. Se trata de un tipo de autocrítica que, a nada que se aplique con verdadero afán cuestionador, puede dejar en entredicho buena parte de la lucha activista que se produce hoy en día, con el ruidoso pero inofensivo social justice warrior como paradigma de lo mal que se está interpretando la lucha social en esferas mayoritariamente de clase media y acomodada, que son las que, en última instancia, copan la construcción del discurso público. En este caldo de cultivo, con especial atención al movimiento Black Lives Matter, llega Una noche en Miami…, una cinta que reflexiona sobre la causa afroamericana a partir de la confrontación dialogada de posiciones políticas, lanzando muchas preguntas, resolviendo algunas de ellas, y enviando un mensaje bastante claro sobre las maneras más efectivas de luchar.

La actriz Regina King debuta en la dirección de largometrajes llevando a la pantalla la obra teatral de Kemp Powers, quien ha sido el responsable también de escribir el guion. El proyecto es una película de cámara que recoge un suceso real: la noche de 1964 en que el boxeador Cassius Clay (Eli Goree) vence en el cuadrilátero a Sonny Liston, este se reúne en una habitación de hotel con el activista en favor de los derechos de los negros Malcolm X (Kingsley Ben-Adir), el jugador de fútbol americano Jim Brown (Aldis Hodge) y el cantante Sam Cooke (Leslie Odom Jr.). Los cuatro mantienen un tenso debate en torno a la concienciación sobre la lucha activista y a las maneras de afrontarla. Malcolm X, todo un enemigo del sistema, trata de convencerlos de que den un paso al frente y se sumen a la lucha, aprovechando su posición como figuras mediáticas en sus respectivas disciplinas. 

El debate trae consigo, como cabe esperar, el inicial rechazo de unas personas que, gracias al éxito, han pasado a tener un tren de vida lujoso que no quieren poner en riesgo al tomar una posición más radical y comprometida. El debate ofrece una cierta complejidad cuando los personajes hablan sobre en qué consiste realmente cambiar el statu quo. ¿Vale más salir a bloquear las calles con protestas o darle un futuro próspero a compañeros afroamericanos gracias a tu independencia económica y tu rol de empresario? En este sentido destaca la manera con que King equilibra la balanza entre las explosiones de emocionalidad y la elaboración de los discursos. Pero lo más relevante es la reflexión final, que se posiciona con claridad frente al dilema sobre cómo afrontar la lucha activista: aunque Cassius Clay, Jim Brown y Sam Cooke dieran un paso al frente en favor del movimiento, esta decisión se podría entender como gestos activistas poco útiles, tales como los que habitualmente encontramos hoy en día en redes sociales. En cambio, el único de los cuatro que verdaderamente suponía un problema para el sistema era Malcolm X, lo que se refleja en el final bien distinto que sufrió este, en comparación con sus compañeros. De esta manera, desde el diálogo y la puesta en común de propuestas complementarias, pero al mismo tiempo lanzando un mensaje final contundente, King y Powers dejan clara qué actitud es, a su juicio, inofensiva —incluso una decisión que tiene más que ver con la construcción de la imagen pública de la persona que con el propio movimiento— y cuál puede catalizar un verdadero cambio.



UNA NOCHE EN MIAMI…

Dirección: Regina King.

Reparto: Meryl Kingsley Ben-Adir, Eli Goree, Leslie Odom Jr., Aldis Hodge, Lance Reddick, Christian Magby, Nicolette Robinson, Joaquina Kalukango, Michael Imperioli.

Género: drama. Estados Unidos, 2020.

Duración: 110 minutos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .