Poética de la repetición

Yago Paris


La directora belga Chantal Akerman (1950-2015) desarrolló un coherente discurso formal que consistía en mostrar acciones de manera repetida o, por el contrario, filmarlas de principio a fin, sin cortes de montaje que aliviasen la incomodidad a la que sometía a su público. “Para entender lo que el personaje siente, no basta con que te lo muestre; tendrás que vivirlo”, parecía decir la realizadora a su audiencia. Sirve de ejemplo una obra como Jeanne Dielman, 23 quai du Commerce, 1080 Bruxelles, donde asistimos a las interminables labores domésticas que una mujer se ve forzada a realizar por el mero hecho de serlo, mientras que aquello que más juego podría dar desde el punto de vista narrativo, su condición de prostituta, se omite mediante elipsis. Un caso similar es el de Sur, un documental en el que Akerman acudió a su recurso predilecto —el trávelin— para revivir el calvario que sufrió un hombre negro a manos de supremacistas blancos en el sur de Estados Unidos, quienes lo ataron a la parte trasera de un coche y lo arrastraron durante varios kilómetros. Para ambos casos, Akerman decidió filmar los actos —o la representación figurada de los mismos— íntegramente, con lo que exponía al espectador al horror, al tedio o a la frustración de lo que se narra.

Zhang Yang desarrolla un planteamiento similar al de Akerman en Paths of the Soul, película que acaba de llegar a España a través de la plataforma de vídeo bajo demanda Filmin. Jugando entre la ficción y el documental, utilizando actores no profesionales que se interpretan a sí mismos, el director chino narra el viaje de peregrinación budista de un grupo de aldeanos tibetanos a la ciudad sagrada de Lhasa, capital del país. Se trata de una travesía de casi 2000 kilómetros que los protagonistas hacen a pie, en la que, a cada pocos pasos, realizan una serie de postraciones. Para plasmar la devoción a través del sacrificio físico, el autor decide que la mejor manera de transmitirlo consiste en hacer partícipe al público, como si de esta manera el viaje espiritual traspasara la pantalla e invadiese a quien esté dispuesto a aceptar el reto. En consecuencia, el realizador dedica buena parte del metraje de esta road movie atípica a las citadas postraciones, que se repiten una y otra vez a medida que el viaje avanza y el paisaje cambia. Para aumentar el efecto de la decisión, así como para no caer en la incoherencia, Yang reduce el metraje en el que se muestra el resto de actividades del día a día: comer, limpiar la ropa, dormir y, en general, cualquier aspecto que pueda aligerar la narración. 

Sin embargo, la propuesta no alcanza los límites de radicalismo de la cineasta belga, quien en muchas de sus obras jugaba sin tapujos con la antinarratividad. Ambos modelos de cine se asemejan en concepto, pero no en la propuesta formal. Yang apenas utiliza los citados trávelin y, en general, acude a un modelo visual más fácil de digerir. El autor chino no va tan lejos en su filme, pero eso no impide que la película funcione con eficacia, especialmente por otra serie de decisiones que le aportan solidez al conjunto. En este tipo de proyectos, lo más tentador es limitarse a recoger una serie de tomas espectaculares del paisaje o explotar el origen exótico de los protagonistas mediante la plasmación superficial de sus tradiciones y peculiaridades étnicas, lo que provoca que la película se convierta en una suerte de exposición folklórica de postal turística, algo que suele funcionar bien cuando la intención es la exportación de la obra al mercado occidental. No hay concesiones al efectismo en Paths of the Soul, por lo que el resultado final es una obra árida y solvente, que investiga en la espiritualidad a través de la fisicidad del sacrificio humano.


El documental PATHS OF THE SOUL está disponible en Filmin


crítica Paths of the Soul


crítica Paths of the Soul poster cartel

 

PATHS OF THE SOUL

Dirección: Zhang Yang

Reparto: Yang Pei, Nyima Zadui, Tsewang Dolkar, Tsring Chodron, Seba Jiangcuo

Género: road movie. China, 2015

Duración: 118 minutos

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.