Bolero palestino-israelí

Santiago Alonso 


Hace apenas un mes se estrenó Sin olvido, una película eslovaca en la que el actor austriaco Peter Simonischek, conocido por su estrafalario papel en Toni Erdmann, interpreta a un jubilado que siempre ha evitado enterarse de las salvajes tropelías cometidas por su padre, un oficial de las SS, durante la Segunda Guerra Mundial. Y es curioso comprobar cómo en Crescendo, apareciendo incluso con iguales barba y melenita blancas, Simonischek encarna a alguien muy similar, en este caso un prestigioso director de orquesta alemán. Sin embargo, destaca una diferencia fundamental: el segundo personaje sí ha lidiado con los demonios familiares, pues renegó de sus padres nazis y, afrontando el odio de las víctimas, intentó acercarse a ellas. Por eso su figura implica un apunte tan interesante como significativo en una historia donde el músico debe organizar una orquesta con jóvenes israelíes y palestinos, con el esperanzador objetivo, claro está, de fomentar espacios para el diálogo y la comprensión mutua entre enemigos.

Dior Zahavi, un realizador israelí cuya ya larga carrera se ha desarrollado principalmente en la pequeña pantalla alemana, toma como inspiración la experiencia de este tipo que promovieron en su día Daniel Barenboim y Edward Said, y con ella prepara un cinta que abandona un poco a la media hora los trazos realistas y se adentra bastante en el terreno de la representación simbólica, casi teatral, en cuanto la acción se traslada a los ensayos durante tres o cuatro días en un apartado y  paradisiaco paraje de los Alpes. De hecho, a la orquesta se la ve tocar poco y, como expresa uno de los participantes, la situación se parece más a una intensiva terapia colectiva que a otra cosa.

No queriendo renunciar a una película destinada al gran público, con historia de amor imposible incluida, Zahavi y sus coguionistas corren el riesgo de sobrepasar los límites y entrar, lo que hubiera sido nefasto, en algo parecido a una feelgood movie, pero tienen muy claro que cualquier aspiración amable en este caso resulta imposible y que no se puede enmascarar el peso de una lacerante tragedia que va a seguir abatiéndose a plomo sobre los protagonistas. Crescendo es un trabajo bien sostenido por los buenos detalles que se introducen a veces. Por ejemplo, la idea de que las pruebas iniciales a los jóvenes aspirantes se hagan detrás de un biombo para evitar condicionamientos, y que en el grupo resultante de la elección del maestro haya bastantes más israelíes, dándose como muy razonada explicación que las oportunidades de llegar a ser profesional de cualquier joven de Cisjordania se van a ver afectadas a la fuerza por las condiciones abusivas y angustiosas en que vive allí la población. O, de igual modo, escuchamos el discurso de un chico israelí contando que desde pequeño ha convivido con el relato del Holocausto y su insoslayable monstruosidad, una circunstancia que marca para siempre su contacto con cualquier otra persona no judía con quien tenga una disputa.

El verano pasado también llegó a nuestras carteleras Todo pasa en Tel Aviv y su director, el palestino Sameh Zoabi, en conversación con la Revista Insertos, sostenía que desgraciadamente existe una falta total de interacción entre los dos pueblos en conflicto y que en aquellas tierras de Oriente Próximo existe una cultura encerrada en burbujas. Una idea que se manifiesta en Crescendo, apuntando que quizás se deba empezar por acabar con dichas burbujas, independientemente de la lista de agravios e injusticias producidos durante tantos años. Sucede con los dos compartimentos  estancos que se forman tras un cristalera en la secuencia del aeropuerto y con la ejecución del Bolero de Ravel como deseo y punta de lanza musical para resquebrajarlos.



 

CRESCENDO

Dirección: Dior Zahavi.

Intérpretes: Peter Simonischeck, Sabrina Amali, Daniel Donskoy, Mehdi Meskar, Eyan Pinkovich.

Género: drama, musical. Alemania, 2019.

Duración: 102 minutos.

 


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .