Santiago Alonso 


Es un fenómeno del que, por desgracia, apenas llega eco a nuestras pantallas domésticas: la (por otra parte muy variada) ficción televisiva británica ha tenido, posiblemente desde siempre, un terreno creativo fecundísimo en el género policiaco. Y hoy día sigue siendo así. Debido a la distribución y a la abusiva cuota de mercado reservada a las producciones estadounidenses, la realidad es que carecemos en nuestro país de una visión panorámica de dicho fenómeno, y estas series nos llegan a salto de mata, a veces tarde (entre las recientes, la ya mítica Luther), a veces mal (¿cómo es posible que no se trajera Ashes to Ashes, la imprescindible continuación de Life on Mars?) e, incluso, a veces nunca (la ausencia en cualquier catálogo de la decana Inspector Morse posiblemente suponga el ejemplo más clamoroso). Por eso hay que aplaudir que la plataforma FILMIN tenga el radar puesto a funcionar y haya estrenado un trabajo tan notable como Informer, una producción de la BBC que opta este año al Premio Bafta a la mejor serie dramática.

Confite, soplón, chota, informador, fuente… de muchas maneras se conoce en el argot policial al confidente. Constituye casi un tema tabú del que no se suele hablar abiertamente en comisarías y otros ambientes próximos, pero está demostrada la importancia en muchas investigaciones del controvertido individuo que da chivatazos. En la ficción siempre supone un personaje demasiado secundario y no ha recibido la misma atención que el arquetipo eminentemente trágico del infiltrado dentro de un organización criminal (tal y como ha demostrado, por ejemplo, Donnie Brasco o la hongkonesa Juego Sucio), con el que comparte, sin embargo, ciertas concomitancias existenciales. La sagaz idea propuesta por los guionistas de Informer, Rory Haines y Sohrab Noshirvani, consiste en haber unido dentro de un mismo relato ambas figuras bajo una premisa muy estimulante: ¿quién mejor que un infiltrado podrá preparar a un confidente para cumplir su cometido o, lo que es igual, para sobrevivir fingiendo y comportándose ante los delincuentes como si fuera alguien con intenciones diferentes? Y la sustancia narrativa que maneja la serie completa el resto. El trio protagonista lo componen un joven de familia hindú (Nabhaan Rizwan) que ha sido detenido por posesión de drogas y a quien se le ofrece conmutar la pena haciendo labores de soplón dentro del peligrosísimo ambiente del islamismo radical londinense; un veterano agente (Paddy Considine, tan estupendo como acostumbra) que arrastra el lastre moral de haberse infiltrado en grupos neonazis; y una novata (la fascinante Bel Powley) con deseos de entender a fondo los desgarros internos que sufren las respectivas identidades de los otros dos.

Dividida en seis episodios, la serie es prácticamente una película de 340 minutos cuya estructura está condicionada por la secuencia inicial, un atentado en una cafetería, y sigue la reconstrucción de los hechos anteriores a partir de seis momentos de un juicio del cual se desconocen los particulares. Poco a poco se van desvelando estos hasta desembocar en una resolución devastadora que ocupa todo el último episodio.

Está siempre presente la intención de mostrar los barrios multiculturales de Londres, y el reflejo de las tensiones de la diversidad y la deriva del radicalismo islamista hacia el terrorismo. Aun así, lo cierto es que los autores tampoco pretenden realizar una radiografía completa. Una magnífica escena del primer capítulo, a cuenta de cómo perciben una misma fotografía el joven hindú y sus compañeros hípsteres, les sirve a los autores para dejar clara una posición crítica con el racismo y alejar posibles debates posteriores. El foco principal de Informer se centra, entonces, en la exploración psicológica de sus tres protagonistas. Y, ¡ay!, son simas profundísimas. La muy sartreana secuencia final dentro de un tren solitario que se adentra en la oscuridad de la noche, una pasmosa representación de la célebre afirmación «el infierno son los otros», levanta un muro de pesimismo existencial que no se ve todo los días en un policiaco televisivo.


Puedes ver INFORMER en la plataforma FILMIN



 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.